sábado. 15.06.2024

El ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash, pidió calma este miércoles después de que estallaron enfrentamientos entre los separatistas del sur y los guardias presidenciales en Adén, la sede del Gobierno de Yemen.

Gargash escribió en Twitter que se necesitaba comunicación y diálogo, no violencia.

"La escalada no es una opción aceptable después de los despreciables ataques terroristas", señaló en referencia a los atentados reclamados por Daesh y Al Qaeda en el sur de Yemen en los últimos días.

Medios locales informaron este miércoles de que dos miembros de una fuerza respaldada por EAU en Yemen murieron en enfrentamientos con combatientes progubernamentales en Adén.

Según un funcionario de seguridad yemení, la lucha estalló tras los funerales del personal policial abatido la semana pasada en la ciudad portuaria controlada por el Gobierno.

Por su parte, el enviado especial de las Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, también expresó su preocupación por la escalada militar en la ciudad portuaria de Adén, en el sur del país, y pidió diálogo.

"Estoy alarmado por las escaladas militares en Adén de hoy, incluidos los informes de enfrentamientos en las cercanías del Palacio Presidencial. También estoy profundamente preocupado por la retórica reciente que alienta la violencia contra las instituciones yemeníes", declaró Griffiths en Twitter.

Gargash pide calma tras los fuertes enfrentamientos en Adén