viernes. 24.05.2024

Los mendigos están ideando nuevas formas de engañar al público desprevenido, especialmente ahora que el país está observando el mes sagrado del Ramadán. Algunos se han transformado en vendedores ambulantes, y alegan llorando que se vieron afectados por la pandemia de Covid-19, otros piden limosna en línea, mientras intentan evadir la represión policial. Los residentes en Dubai, Sharjah y Ajman han expresado su preocupación después de ver mendigos en áreas residenciales, comerciales y también en mezquitas.

Antes del comienzo del mes sagrado, la policía recordó repetidamente al público que la mendicidad es un delito castigado por la ley y que los residentes nunca deben dar limosna. Las autoridades también han advertido a la comunidad que no interactúen con los mendigos, especialmente cuando merodean en lugares públicos sin máscaras faciales.

En Dubai, los mendigos por lo general, se reúnen cerca de los semáforos en áreas industriales y comerciales, especialmente por la mañana. Se acercan a los conductores, pidiendo ayuda mientras venden desinfectantes de manos. A menudo, los productos no tienen pegatinas de marca.

También hay quienes utilizan a niños inocentes para ablandar el corazón de las personas y ganarse su confianza.

En todos los emiratos, la policía ha intensificado las patrullas para reprimir a los mendigos, especialmente en este mes sagrado. El primer día de Ramadán, la policía de Dubai detuvo a 12.

Durante los últimos tres años, la Policía de Dubai arrestó a 842 mendigos, en su mayoría de origen árabe. Bandas organizadas traen mendigos de países de Asia, Oriente Medio y otras naciones árabes.

En lugar de dar limosnas, se ha alentado al público a donar a organizaciones benéficas registradas y organizaciones sin fines de lucro. Los residentes también pueden ayudar a la policía a erradicar la práctica ilegal denunciando a los mendigos.

No se deje engañar por los sollozos de los mendigos en Emiratos Árabes