domingo 22/5/22

Hay pocas sensaciones tan liberadoras como la de nadar al aire libre bajo cielos azules que se extienden hasta el horizonte. Ahora en Dubai puede hacerlo a casi 300 metros sobre el nivel del mar.

La piscina del Address Beach Resort inaugurado recientemente, que en marzo fue nombrada la piscina infinita dentro de un edificio más alta del mundo, está a una altura vertiginosa de 293,906 metros.

No es una piscina para niños: con 94,84 metros de largo y 16,5 de ancho, casi el doble de larga que una piscina olímpica.

Los clientes también pueden disfrutar de las vistas panorámicas de la nueva noria de Ain Dubai —la más alta del mundo— y de las arenas blancas de la playa de Jumeirah.

El lugar solo está abierto a los huéspedes del hotel de 21 años en adelante. Sin embargo, puede disfrutar de las vistas sin necesidad de ponerse el traje de baño reservando una mesa en el restaurante de la azotea adyacente. Este restaurante de fusión asiática se encuentra igual que la piscina en el piso 77 del hotel.

La piscina forma parte del Address Beach Resort en Jumeirah Gate, un nuevo y llamativo edificio inaugurado en el paseo marítimo de Dubai en diciembre.

El Address Beach Resort, junto con las Address Beach Residences, son dos torres conectadas en su base y por un puente elevado desde el piso 63 al 77.

El puente elevado, que alberga apartamentos de lujo, es, con sus 294,36 metros, el puente residencial más alto del mundo.

Esta propiedad frente a la playa, conocida como Jumeirah Gate, se inauguró en diciembre de 2020 y es otra adición arquitectónica al horizonte de Jumeirah.

La piscina infinita más alta del mundo, inaugurada en Dubai
Comentarios