martes. 21.05.2024

“La llamada del Malbec”. Así comenzaron las palabras que pronunció la noche del pasado martes el viticultor holandés Jurrien Dekker durante la celebración del Día Internacional del Malbec, que por primera vez tuvo lugar en Abu Dhabi. Acto seguido se preguntó: “¿Te puedes enamorar de una cepa?”. Y la respuesta de Dekker fue “sí”. Tanto es así que, después de viajar por toda Argentina y de conocer la variedad de cerca, decidió montar su propio viñedo. Ahí comenzó su aventura.

Malbec es la cepa insignia de la industria vitivinícola argentina. Genera al año unas ganancias de 2.500 millones de dólares. Y para celebrar tal éxito, la Embajada de la República Argentina en Emiratos Árabes Unidos conmemoró en el nuevo restaurante latino Bu del WTC Mall de Abu Dhabi la emblemática jornada -celebrada en todo el mundo- con una cata que contó con una amplia selección de los mejores vinos de la cepa y más de 200 asistentes.

“Argentina celebra el Día del Malbec en todos los países en los que tiene representación diplomática”, señaló el embajador de Argentina en Emiratos, Fernando Ramón de Martini, a EL CORREO. “El Malbec es una cepa insignia que cuenta con una calidad superior reconocida en todo el planeta”, agregó.

Durante su intervención, Dekker nombró a Michel Aimé Pouget, un ingeniero agrónomo francés nacido en 1821. Emigró a mediados del siglo XIX a Suramérica, donde conoció a Domingo Faustino Sarmiento, un visionario, político, educador, periodista y militar argentino que estaba exiliado en el país andino. En 1852 Sarmiento -que en 1868 se convertiría en uno de los presidentes más emblemáticos de Argentina- contrató a Pouget para desarrollar el cultivo de uvas en la provincia occidental de Mendoza.

El francés llevó consigo al país una serie de variedades europeas hasta entonces inexistentes en Argentina, como el cabernet sauvignon, el pinor noir y la que luego se convertiría en la uva más popular de Argentina: el Malbec. El reconocimiento a Pouget es tal que a partir de 2011 Argentina decidió homenajearlo cada año con una celebración especial conocida como el Día Internacional del Malbec.

Actualmente se pueden encontrar viñedos de Malbec en Bolivia, México, Nueva Zelanda, Italia y en Estados Unidos, desde California hasta Nueva York, pero Argentina es la que lleva su bandera. “El Malbec es para Argentina lo que los tulipanes para Holanda, la cerveza para Alemania, el queso para Suiza y los dátiles para Arabia”, dijo Dekker.

El evento, que se celebra en 70 ciudades de 54 países diferentes, ofreció la posibilidad de catar vinos como el Zucardi, Achaval Ferrer, Benegas, Ique Foster, La Linda, Finca El Origen, Trapiche, Crios White, Monteviejo Festivo, Monteviejo Torrontes, Finca Altamira, Catena, Luigi Bosca, Susana Balbo y Vagabundia.

El acto contó con la presencia de relevantes personalidades del ámbito económico y social y también con representantes diplomáticos de numerosos países, entre ellos muchos hispanos y latinos. Todos ellos pudieron disfrutar del Malbec y también del tango, que no faltó en la cita. Argentina en estado puro.

Más de 200 personas asisten al Día Internacional del Malbec en Abu Dhabi convocadas por...