miércoles 26/1/22

Las patatas fritas más caras del mundo, a la venta en Nueva York por 200 dólares

Como muchos bares, Serendipty3 estuvo cerrado por la pandemia y volvió a abrir a principios de julio
El plato de patatas fritas de récord. (Fuente externa)
El plato de patatas fritas de récord. (Fuente externa)

Un restaurante de la ciudad de Nueva York está sirviendo un plato de patatas fritas por 200 dólares, lo que las convierte en las más cara del mundo.

Serendipty3, un acogedor restaurante en el barrio Midtown East de la ciudad, ha establecido un nuevo récord mundial Guinness con su “Crème de la Crème Pommes Frites”.

Las patatas fritas se elaboran con abundantes cantidades de mantequilla de trufa, virutas de trufa y oro comestible, y se sirven en un plato de cristal.

No es el primer récord mundial establecido por el restaurante, que también tiene la hamburguesa más cara por 295 dólares cada una y el helado más caro, que se vende por 1.000 dólares.

Las papas fritas, que obtuvieron el estatus de récord el 12 de julio, comienzan con patatas de Chipperbec, una variedad de papa blanca cultivada en California.

Una vez cortadas, las patatas se escaldan primero en champán Dom Perignon, que tiene un precio por botella de 200 dólares, y luego en vinagre de champán francés. Este proceso proporciona una "dulce decadencia y ácido" en el primer bocado, manifestó el restaurante.

Luego, las patatas fritas se cuecen tres veces en grasa de ganso del suroeste de Francia, para darle a la capa exterior una “textura crujiente”.

Mientras se fríen las patatas, se prepara una salsa de queso para acompañar el plato. Esto se hace derritiendo abundante mantequilla de trufa en una sartén, agregando harina, crema 100% de vacas de Jersey alimentadas con pasto y cubos de queso raclette suizo.

"La trufa es la estrella principal", dijo a la agencia de noticias Reuters el chef ejecutivo corporativo Frederick Schoen-Kiewert.

Las patatas fritas se presentan en un plato de cristal de Baccarat y se terminan con virutas de trufa, queso pecorino de las Crete Senesi de la Toscana italiana y polvo de oro comestible de 23 quilates.

Bajo las pautas de Guinness World Records, las patatas fritas deben estar disponibles para su compra al público y deben ser probadas por un cliente imparcial para calificar para el título.

El título se otorgó a principios de este mes cuando un cliente ordenó el primer plato. Desde entonces, su popularidad se ha disparado y ahora hay una espera de ocho a diez semanas para probar las patatas fritas.

Como muchos restaurantes de la ciudad de Nueva York, Serendipty3 había estado cerrado durante gran parte de la pandemia y volvió a abrir a principios de julio.

Las patatas fritas más caras del mundo, a la venta en Nueva York por 200 dólares
Comentarios