viernes. 19.08.2022

Un popular restaurante pakistaní resiste a la prueba del tiempo en Dubai

A lo largo de los años, el establecimiento se convirtió en un éxito entre los emiratíes, los expatriados occidentales y asiáticos que inundaron el emirato
El restaurant Ravi en Dubai. (Twitter)
El restaurant Ravi en Dubai. (Twitter)

En una ciudad que cuenta con almuerzos con champán con vistas al mar, restaurantes con estrellas Michelin y un sinfín de opciones de comida asiática de alto nivel, un pequeño restaurante con sillas de plástico es uno de los lugares favoritos de Dubai.

El restaurante Ravi, un pequeño lugar paquistaní de propiedad familiar, tiene sus raíces en la comunidad de trabajadores del sur de Asia que ayudaron a construir Dubai. Sin embargo, a lo largo de las décadas, se ha convertido en un elemento básico de la cultura gastronómica en una ciudad que generalmente gravita hacia todo lo lujoso y exagerado.

El restaurante abrió sus puertas en Emiratos Árabes Unidos en 1978 en el barrio dubaití de Satwa, cerca de la mezquita de Jumeirah, en una época en la que era un arenal lleno de grandes camiones y pequeños talleres de construcción. El emirato era principalmente una tierra desértica en la década de 1970 con un horizonte escaso y de construcción baja con vista al Golfo.

Ravi sirvió platos caseros, principalmente a trabajadores de la construcción del sur de Asia. Su fundador, Chaudary Abdul Hameed, quería “encontrar una manera de ofrecer mejor comida a la clase trabajadora”, explicó a la agencia de noticias Bloomberg su hijo Waseem Abdul Hameed, quien también es gerente de operaciones del restaurante. Eso significaba mantener los precios asequibles, con comidas que costaban un promedio de siete dólares.

A lo largo de los años, se convirtió en un éxito entre los emiratíes y los expatriados occidentales y asiáticos que inundaron el emirato. El famoso crítico gastronómico Anthony Bourdain ayudó a poner a Ravi en el mapa cuando lo visitó para una de sus series de televisión en 2010. Unos años más tarde, el rapero Snoop Dogg también se dejó caer y Ravi se situó como atracción imperdible de la ciudad.

Además de sus platos, irónicamente es la falta de pretensiones de Ravi lo que le da caché. Los clientes se visten de todo, desde trajes de negocios hasta saris tradicionales o zapatillas de deporte, llenan el restaurante para disfrutar de grandes comidas o refrigerios nocturnos. Es común ver las filas de personas en la puerta esperando mesa, o comiéndola en la acera.

En el interior, los clientes se sientan en mesas con cubiertas de plástico debajo de luces de neón parpadeantes y el sonido de los ventiladores de techo. El pollo biryani, el pollo tikka, el daal y el naan se llevan de la cocina al mostrador de servicio, y mientras los camareros apresuran los platos a la mesa, el olor a curry y carne a la parrilla flota en el ambiente.

La semana pasada, el restaurante discreto fue escenario de un toque muy al estilo de Dubai: una reunión de personas influyentes en las redes sociales para promover el lanzamiento de la colaboración de la marca Adidas con Ravi.

Adidas ha lanzado una zapatilla Superstar Ravi de edición limitada especialmente diseñada, verde y blanca, estampada con el nombre del restaurante y el año en que abrió, y una lista de los seis platos más famosos de su menú en el interior de la lengüeta del zapato.

Tanto Ravi como Adidas se negaron a revelar los términos del acuerdo a la agencia de noticias The Associated Press, o a responder preguntas sobre si el restaurante ganará alguna comisión de la venta de los zapatos.

Un popular restaurante pakistaní resiste a la prueba del tiempo en Dubai
Comentarios