miércoles. 22.05.2024

La ONU, la Unasur, varios países de la región y también la Unión Europea (UE) se unieron al júbilo de la mayoría de políticos, gremios y ciudadanos colombianos que vieron este jueves cómo en La Habana culminaban con un acuerdo de paz las negociaciones entre su gobierno y la guerrilla más antigua de América, según informa la agencia Efe.

Después de que en la capital cubana, sede de los diálogos, se anunciara el acuerdo entre el Gobierno y las FARC, tras casi cuatro años de negociaciones, el presidente Juan Manuel Santos se dirigió a los colombianos para ponerle fecha, el domingo 2 de octubre de este año, al plebiscito que debe refrendarlo.

Las reacciones en Colombia y en el resto de América por el acuerdo logrado no se hicieron esperar y así llegó la felicitación del presidente de EE.UU., Barack Obama, a su homólogo colombiano en una conversación telefónica entre ambos.

Según informó la Casa Blanca, Obama transmitió a Santos que "Estados Unidos está orgulloso de apoyar a Colombia en su búsqueda de la paz".

La oficina del portavoz de Ban Ki-moon emitió un comunicado para expresar que "el secretario general (de la ONU) desea felicitar calurosamente al presidente Juan Manuel Santos, al líder de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, y a sus equipos negociadores en La Habana por su arduo trabajo y perseverancia para llegar a esta etapa del proceso".

"Ahora que las negociaciones han finalizado, será necesario un esfuerzo igualmente decidido y ejemplar para implementar los acuerdos", añade el comunicado.

El jefe de la ONU hizo también un llamamiento a la comunidad internacional para que preste "todo su apoyo a Colombia en esta nueva y trascendental etapa del proceso de paz".

 

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el expresidente colombiano Ernesto Samper, dijo que el cierre de las negociaciones y el anuncio del acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC era una buena noticia para Suramérica, incluso para los "escépticos" que lo dudaban.

"La paz de Colombia está servida. Bienvenidos todos los suramericanos a ella", añadió Samper, quien ha apoyado los diálogos para acabar con el conflicto armado.

La Cancillería mexicana calificó también como una "excelente noticia" para América Latina y el resto del mundo el acuerdo de paz alcanzado entre el Gobierno de Colombia y las FARC tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba, y prometió ayuda en la etapa de posconflicto.

"Nosotros estamos muy contentos, es una muy buena noticia para Colombia, es una noticia muy buena para la región (...) y es una excelente noticia también para el mundo", dijo a Efe la subsecretaria para América Latina y el Caribe, Socorro Flores.

En Ecuador, el canciller, Guillaume Long, escribió en su cuenta de Twitter: "Día histórico para Colombia y para América Latina, con un acuerdo de paz que nos llena de alegría y esperanza".

El Gobierno de Panamá indicó que "se une al regocijo de América Latina que reconoce al Gobierno colombiano, las FARC y los países que apoyaron el proceso, deseando que este paso resulte en bienestar y prosperidad para el país, su pueblo y toda la región".

Asimismo, "Guatemala aplaude y celebra con el pueblo y Gobierno de Colombia por la firma del Acuerdo Final de Paz con las FARC", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores del país centroamericano de forma breve a través de sus redes sociales.

En Colombia, el defensor del Pueblo, Alfonso Cajiao, aseguró que la entidad que dirige "saluda y abraza" el acuerdo de paz para poner fin a cinco décadas de conflicto armado.

"La disminución de la violencia, los secuestros y las condiciones que afectan al goce efectivo de los derechos humanos tienen que ser saludadas por cualquier organismo de derechos humanos", manifestó el Cajiao en una declaración a periodistas.

El comandante del Ejército colombiano, general Alberto Mejía, dijo más temprano que los militares están preparados para cuidar a los guerrilleros de las FARC cuando acudan a las zonas en las que se reunirán y señaló que eso no será una humillación para ellos.

El Consejo Gremial Nacional se pronunció en representación del sector empresarial y calificó como "un avance importante para la reconciliación del país el anuncio del presidente de la República (Juan Manuel Santos) sobre la terminación de las negociaciones entre el Gobierno y las FARC".

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, también manifestó la satisfacción con la que en Europa ha sido acogido el acuerdo de paz entre Colombia y las guerrillas de las FARC, una "oportunidad histórica y única" cuya implementación ahora no está exenta de "retos".

"El anuncio del acuerdo final de paz en La Habana entre las FARC-EP y el Gobierno de Colombia es un motivo de celebración. Es una oportunidad histórica y única para la paz en Colombia, que llega tras una larga negociación que ha requerido de una gran voluntad política y de perseverancia", afirmó Mogherini en un comunicado.

En contra del acuerdos se pronunció el excandidato presidencial colombiano Óscar Iván Zuluaga quien dijo hoy que dicho acuerdo "viola la constitución, es un fraude al derecho internacional y no busca una verdadera paz".

"El tribunal especial para la paz es un fraude al derecho internacional. No se exige cárcel y se sustituye a toda la estructura judicial", afirmó en su cuenta de Twitter Zuluaga, del partido de oposición Centro Democrático, que encabeza el expresidente y senador Álvaro Uribe.

Zuluaga se lamentó de que "El acuerdo limpia la imagen de las FARC, los convierte de victimarios en víctimas, y las verdaderas víctimas nunca van a tener justicia ni reparación".

América y Europa celebran el acuerdo de paz alcanzado por el Gobierno de Colombia y las...