miércoles. 22.05.2024

España eliminará el llamado programa de visa dorada que otorga derechos de residencia a los extranjeros que realizan grandes inversiones en bienes raíces en el país, dijo el lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a los periodistas.

Poner fin al plan ayudaría a que el acceso a viviendas asequibles sea “un derecho en lugar de un negocio especulativo”, señaló Sánchez.

El programa concede a los ciudadanos extracomunitarios que inviertan al menos 500.000 euros (541.250 dólares) -sin contratar una hipoteca- en bienes inmuebles españoles un permiso especial que les permitirá vivir y trabajar en el país durante tres años.

“Hoy en día, 94 de cada 100 visas de este tipo están vinculadas a inversiones inmobiliarias... las principales ciudades se enfrentan a un mercado muy estresado y donde es casi imposible encontrar una vivienda digna para quienes ya viven, trabajan y pagan sus impuestos allí”, alegó Sánchez.

Añadió que el Gobierno lanzará el proceso para eliminar el plan en la reunión semanal del Gabinete del martes después de estudiar un informe presentado por el Ministerio de Vivienda.

El vecino Portugal recientemente renovó su propio esquema de  visa dorada y excluyó la inversión inmobiliaria para aliviar la crisis inmobiliaria. Los extranjeros que quieran obtener derechos de residencia todavía pueden invertir su dinero en fondos de inversión.

La Comisión Europea lleva mucho tiempo pidiendo el fin de todos estos programas, citando riesgos de seguridad.

España retirará las visas doradas para inversores inmobiliarios extranjeros