miércoles 18/5/22

Mueren dos oficiales y siete militantes de Al Qaeda en enfrentamientos en Yemen

Cuando las fuerzas de seguridad pidieron a los militantes que entregaran las armas para poder entrar en el edificio abrieron fuego con ametralladoras
Soldados yemeníes sostienen sus armas en un área incautada a Al-Qaeda en la provincia suroriental de Shabwa, Yemen. (AP/Foto de archivo)
Soldados yemeníes sostienen sus armas en un área incautada a Al-Qaeda en la provincia suroriental de Shabwa, Yemen. (AP/Foto de archivo)

Fuertes enfrentamientos entre presuntos militantes de Al-Qaeda y las fuerzas de seguridad yemeníes en la provincia de Dhale han dejado diez personas muertas, incluidos dos oficiales y siete militantes, revelaron funcionarios locales e informes de los medios.

Un funcionario de seguridad local dijo a Arab News que los combates estallaron el viernes por la noche dentro de la sede de las fuerzas gubernamentales del Cinturón de Seguridad, al norte de la ciudad de Dhale, después de que un grupo de militantes de Al-Qaeda detenidos se negaran a deponer las armas y comenzaran a disparar contra las fuerzas de seguridad.

“Las fuerzas que arrestaron a esos militantes cometieron un error al no desarmarlos inmediatamente después de arrestarlos y les permitieron portar armas hasta que llegaron al cuartel general”, dijo el funcionario de seguridad bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar a los periodistas. Cuando las fuerzas de seguridad pidieron a los militantes que entregaran las armas para poder entrar en el edificio, comenzaron a lanzar granadas y abrieron fuego con ametralladoras, lo que provocó fuertes enfrentamientos y explosiones.

Waled Saleh Hasan Al-Dhami, subcomandante del Cinturón de Seguridad en Dhale, y Mohammed Yahiya Al-Shubaji, comandante de una unidad antiterrorista, se encontraban entre los fallecidos. Otro soldado murió junto con siete militantes, mientras que al menos seis soldados resultaron heridos en los combates, señaló el funcionario.

Al-Qaeda en la Península Arábiga, también conocida como AQAP, se ha debilitado significativamente durante los últimos seis años después de que las fuerzas militares y de seguridad locales, entrenadas y armadas por la Coalición para Restaurar la Legitimidad en Yemen, los expulsaron de sus principales refugios y bastiones.  Los ataques mortales de los militantes han disminuido en gran medida y sus intentos de regresar a las provincias del sur han sido frustrados.

Por otra parte, el enviado de la ONU en Yemen, Hans Grundberg, acogió con satisfacción la liberación de los prisioneros de guerra hutíes por parte de la coalición anunciada el viernes e instó a las partes yemeníes a intensificar los esfuerzos para lograr otro intercambio de prisioneros que podría hacer que cientos de yemeníes se reúnan con sus familias. En un gesto de buena voluntad para allanar el camino hacia el fin de la guerra, la Coalición manifestó el viernes que liberaría a 163 prisioneros de guerra hutíes, incluidos ciudadanos extranjeros, y los transportarían a Adén y Saná en cooperación con el Comité Internacional de la Cruz Roja

Mueren dos oficiales y siete militantes de Al Qaeda en enfrentamientos en Yemen
Comentarios