lunes 17/1/22

Trece muertos y más de 100 heridos, trágico rastro del atropello masivo en Barcelona

El grupo Daesh ha reivindicado el atentado terrorista. Han sido detenidos dos presuntos atacantes
Desolador aspecto de las Ramblas de Barcelona tras el atropello masivo. (Efe)
Desolador aspecto de las Ramblas de Barcelona tras el atropello masivo. (Efe)

Una furgoneta de color blanco que hacía eses ha atropellado en la tarde del jueves a numerosas personas que paseaban por las concurridas Ramblas de Barcelona. Hay al menos 13 personas muertas, entre ellas cinco niños, y más de 100 de heridas, la mayor parte hospitalizadas, según fuentes oficiales. El grupo terrorista Daesh ha reivindicado el atentado.

Driss Oukabir, presunto terrorista que ya habría sido detenido.

Fuentes oficiales aseguran que uno de los presuntos terroristas vinculados con el atropello ya ha sido detenido, responde al nombre de Driss Oukabir y tiene nacionalidad marroquí. El joven Oukabir es natural de Marsella. Actualmente residía en la localidad barcelonesa de Ripoll (Gerona), donde ha sido detenido.

En un primer momento se dijo que era el responsable de alquilar las dos furgonetas usadas para perpetrar el atentado, que fueron recogidas en la localidad barcelonesa de Santa Perpetua de la Mogoda. Una de las mismas es una Fiat de color blanco, con matrícula 7086JWD de la empresa Telefurgo.

Sin embargo, según explicó posteriormente a los investigadores el propio detenido, habría sido su hermano menor -identificado como Mussa-, quien le robó el pasaporte para usarlo para alquilar las furgonetas.

También se ha detenido a un segundo presunto terrorista en la población de Alcanar (Tarragona), en este caso nacido en Melilla.

Ninguno de los detenidos habría sido el autor material del atropello masivo. De hecho, testigos presenciales dijeron que el individuo que iba al frente del volante no iba armado cuando se bajó de la furgoneta y que huyó a pie, posiblemente a través del barrio del Raval, muy cerca de las Ramblas. De ahí la prudencia que pidieron los Mossos y la Guardia Urbana, que hicieron un llamamiento para que los vecinos no salieran a la calle.

La policía catalana ha desmentido que un terrorista se hubiera atrincherado armado en un restaurante turco.

Otro terrorista podría haber huido en la segunda furgoneta. En concreto, era buscado un individuo de un 1,70 metros vestido con una prenda blanca con rayas azules. La furgoneta ha sido localizada en Vic y está siendo analizada.

La Policía catalana no ha confirmado que el individuo muerto, de nacionalidad española, en la tarde del jueves en un intercambio de disparos en Sant Just Desvern tras saltarse un control policial tenga vinculación con el atentado.

En cambio sí ha vinculado el atentado con la explosión que provocó una persona muerta y 16 heridas, entre ellas seis mossos d’esquadra y dos bomberos, en una casa de la urbanización Montecarlo en Alcanar Platja (Tarragona), la primera en la noche del miércoles y la segunda ayer, hacia las cinco de la tarde, cuando la policía catalana y los bomberos trabajaban en las ruinas de la deflagración. 

"SOLDADOS DE ESTADO ISLÁMICO"

Cuatro horas después del atropello masivo, el grupo terrorista Daesh ha reivindicado la autoría del atentado. Lo ha hecho a través de Amaq, su agencia de propaganda.

El grupo yihadista ha afirmado que "los autores del ataque de Barcelona son soldados del Estado Islámico y llevaron a cabo la operación en respuesta a los llamamientos para tener como objetivos a países de la coalición", dijo la agencia, en referencia a la coalición liderada por Estados Unidos contra el grupo extremista.

La Policía, que desde el principio consideró la acción como un atentado terrorista, ha activado la Operación Jaula para intentar capturar a la totalidad de los responsables huidos. 

Las autoridades policiales acordonaron la zona, a la que acudieron los servicios de urgencias. También pidieron a la gente que no saliera a la zona ni a la plaza Cataluña, que está junto a las Ramblas. En el lugar, en pleno centro turístico de la capital catalana, se desplegó un amplio dispositivo policial.

SEGUNDO ATENTADO MÁS GRAVE

Es el segundo atentado terrorista con mayor número de víctimas mortales que se ha producido hasta ahora en Cataluña, situado sólo tras el que ETA cometió en Hipercor en el año 1987.

La Generalitat pidió después de producirse el atentado el cierre de las estaciones del metro y de tren en la plaza de Cataluña, en pleno centro de la capital catalana, adonde se desplazaron varias ambulancias del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

La Casa Real de España ha compartido en sus redes sociales un mensaje en el que condena enérgicamente el ataque terrorista. "Son unos asesinos, no nos van a aterrorizar. Toda España es Barcelona", han escrito.

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha asegurado en su Twitter que la prioridad es "atender a los heridos" y se ha trasladado a Barcelona.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha interrumpido sus vacaciones y ha presidido una reunión del Govern de carácter extraordinario esta misma tarde.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha condenado el atentado terrorista en su cuenta de Twitter y ha dicho que colaborará en la captura de los responsables.

También el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, ha lamentado el atentado de Barcelona y ofrecido ayuda a las autoridades españolas en la investigación sobre lo sucedido.

"Quiero hablar sobre lo sucedido en Barcelona, que tiene los rasgos, parece, de otro ataque terrorista más", dijo Tillerson en una conferencia de prensa en el Departamento de Estado. 

Trece muertos y más de 100 heridos, trágico rastro del atropello masivo en Barcelona
Comentarios