viernes. 30.09.2022

Los musulmanes de Estados Unidos son más pobres, más jóvenes y más creyentes

Macroencuesta hace un retrato socieconómico de los principales grupos religiosos de la mayor potencia del mundo
Mujeres musulmanas conversan en las calles de Nueva York. (pxhere.com)
Mujeres musulmanas conversan en las calles de Nueva York. (pxhere.com)

Un sondeo de opinión efectuado por el Instituto de Política y Comprensión Social (ISPU) entre las principales comunidades religiosas y étnicas de EE.UU. han arrojado un sugerente resultado, que retrata las profundas desigualdades que aún subsisten en la gran potencia planetaria. Los cerca de 4 millones de musulmanes que viven en el país apenas representan poco más del 1% de la población y anotan algunos de los registros más precarios en términos socioeconómicos. 

La comunidad musulmana es claramente la más joven de todos los grupos religiosos. Un 25% de los seguidores de Mahoma tienen entre 18 y 29 años, una tasa notablemente superior a la registrada por judíos (8%), protestantes (6%) y católicos (4%). Los evangélicos son la comunidad con una horquilla joven más baja, de apenas el 2% de sus integrantes. El informe, elaborado por Dalia Mogahed, Erum Ikramullah y Youssef Chouhoud, considera que la población musulmana, por lo tanto, es la que está en mejor disposición de contribuir con más intensidad a la “fuerza laboral” del país y hacer frente a su sostenimiento tributario. Solo el 7% de los musulmanes tienen 65 años o más, mientras que los protestantes representan el 36%, los judíos el 29% y los católicos el 24%. 

Su nivel económico, en cambio, es el más bajo de los cuatro grupos religiosos más importantes de EE.UU. El 33% de los musulmanes perciben ingresos de 30.000 dólares o menos. En ese rango salarial se sitúa el 20% de los católicos, el 19% de los protestantes y el 12% de los judíos. Entre la comunidad musulmana, los negros son quienes ingresan sueldos más reducidos (41%). Le siguen los musulmanes blancos (25%) y los asiáticos (23%). Los negros representan el 20% de la comunidad musulmana y el 70% de ellos han nacido en EE.UU., mientras que el 49% se identifican como conversos al islam.  

El 17% de los musulmanes aún no tiene la nacionalidad estadounidense

Solo el 8% de los musulmanes estadounidenses trabajan por cuenta propia o han puesto en marcha negocios personales. La cifra es similar a la de los católicos y superior a la de la comunidad protestante (3%). Los judíos (16%) son quienes muestran una mayor iniciativa propia en el desarrollo de empresas o proyectos emprendedores. También es la comunidad hebrea quien exhibe una mayor probabilidad de lograr un título universitario (60%). Le siguen los católicos (47%), los musulmanes (46%) y los protestantes (38%). Todos los rangos socioeconómicos retratan al islámico como a un grupo en crecimiento, pero aún rezagado con respecto a otras comunidades religiosas. Hay algunas razones que lastran su adaptación, como, por ejemplo, que el 17% de los musulmanes aún no tienen la nacionalidad, mientras que solo el 5% del resto de confesiones carecen de ella. 

Los musulmanes constituyen, junto con los evangélicos, el grupo con una más profunda convicción espiritual. El 70% consideran la religión como un elemento “muy importante” para sus vidas, 13 puntos menos que los evangélicos, los más fervientes de EE.UU. El resto de grupos se sitúan a mucha distancia, en un rango que bascula entre el 35% y el 65%. Los mayores de 50 años son la franja más creyente en todos los grupos étnicos. Entre los musulmanes, son los negros (77%) y los asiáticos (73%) quienes más devoción expresan hacia la religión. 

La práctica religiosa semanal exhibe un alto grado entre evangélicos (72%) y protestantes (55%). Los musulmanes (42%) se sitúan en un punto medio, mientras que católicos (30%) y judíos (25%) son quienes muestran un mayor desapego por los servicios litúrgicos. Los más jóvenes revelan un compromiso espiritual débil, según indica la macroencuesta. Un 14% de musulmanes nunca va a la mezquita ni participa de actividades de tipo religioso. 

El estudio del ISPU también aborda cuestiones relacionadas con el compromiso político de los ciudadanos. Los musulmanes, con un 48%, representan el grupo “más optimista” con la dirección del país. A mucha distancia, se ubican los judíos (31%), católicos (24%) y protestantes (17%). Hay que tener en cuenta que la administración Trump desarrolló una política “decididamente antimusulmana”, tal como recoge el documento, en contraste con la de Joe Biden, que ha designado a más musulmanes en puestos de alto nivel “que en toda la historia del país”.  

Los musulmanes son el grupo que más se identifica con los demócratas

Esa es previsiblemente la razón por la que la comunidad musulmana se muestra mucho más satisfecha con el mandato demócrata (60%) que los judíos (57%), católicos (50%) y protestantes (36%). El propio informe de ISPU reconoce que los musulmanes fueron objeto de “retórica y políticas negativas” durante el Gobierno de Donald Trump, que fue derrotado en las urnas en noviembre de 2020. De hecho, su apoyo al Partido Demócrata fue subiendo paulatinamente a medida que  el magnate de origen alemán fue desplegando su política islamófoba. Hoy, los musulmanes son el grupo que más se identifica con los demócratas (46%), superando a judíos (45%), católicos (35%) y protestantes (25%). 

Esta es la sexta macroencuesta que afronta el Instituto de Política y Comportamiento Social, especializado en investigación sobre la comunidad musulmana estadounidense, y la primera tras la pandemia. En 2021, no se publicó el sondeo. Los musulmanes también muestran una significativa preocupación por los efectos del cambio climático, según el estudio, y el 56% cree que es resultado del “comportamiento humano”. Solo los judíos ofrecen un rango mayor (60%). Católicos (48%), protestantes (35%) y evangélicos (25%) dudan más del origen antrópico del calentamiento global. 

“Los hallazgos de ‘American Muslim Poll’”, afirma el documento, “reflejan una nación que enfrenta luchas económicas, desigualdad racial continua, violencia armada y una división partidista cada vez mayor”. 

Los musulmanes de Estados Unidos son más pobres, más jóvenes y más creyentes
Comentarios