viernes. 30.09.2022

Rusia cierra indefinidamente el suministro de gas a Europa

Los ministros del G7 instaron a los terceros países que aún importan petróleo ruso, como India, a adherirse al límite de precios
Una imagen a modo ilustrativo. (Twitter)
Una imagen a modo ilustrativo. (Twitter)

El proveedor de gas controlado por el estado de Rusia, Gazprom, informó este viernes que detendría indefinidamente las entregas a Europa a través del gasoducto Nord Stream 1 después de descubrir un fallo técnico.

El anuncio se produjo después de que los países miembros del G7 dijeran que intentarían limitar la compra del petróleo ruso en una importante intervención diseñada para aliviar una creciente crisis energética y privar al Kremlin de ingresos durante la guerra.

Los aliados adinerados fijarán una tarifa para el petróleo ruso y congelarán a los proveedores que intenten venderlo a un precio más alto negando seguros o financiación a sus buques de carga.

Nord Stream, que circula bajo el Mar Báltico para abastecer a Alemania y otros países, debía reanudar sus operaciones este sábado después de una interrupción de tres días por mantenimiento.

Pero Gazprom afirmó que ya no podía proporcionar un marco de tiempo para reiniciar las entregas después de encontrar una fuga de aceite que significaba que la turbina de un oleoducto no podía funcionar de manera segura.

El G7 está intentando utilizar su influencia económica para estabilizar el mercado de la energía y evitar que los precios desbocados financien la embestida de Rusia contra Ucrania.

Los miembros del G7 Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Estados Unidos, Canadá y Japón imponen el tope de precios, mientras que la Unión Europea tendrá que consultar a sus 27 miembros y se alentará a terceros países a unirse al cartel de compradores.

Los diplomáticos pretenden que la prohibición entre en vigor sobre el crudo ruso en diciembre y los productos refinados como la gasolina y el diésel en febrero. La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo que los planes finalizarán "en las próximas semanas".

“Rusia se está beneficiando económicamente de la incertidumbre en los mercados energéticos causada por la guerra”, dijo el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, quien encabezó las conversaciones con sus homólogos del G7 y los jefes de los bancos centrales el viernes, cuando se firmó el tope de precios. “No queremos que Rusia siga obteniendo beneficios”.

Yellen dijo que el anuncio fue un "paso fundamental para lograr nuestros objetivos duales" de frenar los precios y debilitar al presidente ruso, Vladimir Putin, al debilitar las finanzas de Moscú y "acelerar el deterioro de la economía rusa".

El canciller de Hacienda de Gran Bretaña, Nadhim Zahawi, quien se espera que deje el cargo cuando el primer ministro Boris Johnson renuncie el martes, dijo que el tope de precios había sido una "prioridad personal" durante su breve mandato.

Los ministros del G7 señalaron que "buscarían establecer una amplia coalición" e instaron a los terceros países que aún importan petróleo ruso, como India, a adherirse al límite de precios.

“El tope de precios está específicamente diseñado para reducir los ingresos rusos y la capacidad de Rusia para financiar su guerra de agresión al tiempo que limita el impacto de la guerra de Rusia en los precios globales de la energía”, manifestaron.

“La medida tiene el potencial de ser particularmente beneficiosa para los países, especialmente los países vulnerables de ingresos bajos y medianos, que sufren los altos precios de la energía y los alimentos, agravados por la guerra de agresión de Rusia”.

No se dio ningún nivel de precios en el anuncio del viernes, que dijo que el tope sería decidido por la coalición de compradores y revisado.

El club de las democracias ricas ignoró una advertencia del portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, el viernes de que Rusia dejaría de vender petróleo a los países que imponen un tope. “Simplemente no cooperaremos con ellos en principios ajenos al mercado”, dijo Peskov.

El expresidente ruso Dmitry Medvedev, un destacado aliado del Kremlin, sugirió que también se podría desconectar el suministro de gas a los miembros del G7, en particular a Alemania y sus vecinos de la UE. “Simplemente no habrá gas ruso en Europa”, sentenció.

Rusia cierra indefinidamente el suministro de gas a Europa
Comentarios