sábado. 24.02.2024

Este año, la Cumbre del Clima Cop28 es de suma importancia para la agenda ambiental, ya que los países harán balance por primera vez de los avances que se han realizado a nivel mundial en los objetivos marcados en el Acuerdo de París.

Países de América del Sur están trabajando en sus planes de acción climática y en una transición energética que les permita producir mayor energía a través de fuentes limpias.

El objetivo es poder cumplir sus compromisos ambientales a nivel nacional y contribuir a la meta mundial de que el calentamiento global no supere los 1,5 grados por encima de los niveles preindustriales.

Los gobiernos se encuentran lanzando agendas de mitigación y políticas de adaptación para no sólo dar respuesta a la crisis climática, sino también crear escenarios con oportunidades de empleo y crecimiento para sus ciudadanos y que nadie se quede atrás en el proceso.

Concretamente, y de acuerdo con un informe del Banco Interamericano de Desarrollo y la Organización Internacional del Trabajo, el camino de la descarbonización en América Latina y el Caribe puede crear 15 millones de puestos de trabajo.

Además, el trabajo de la región en esta área tiene un especial enfoque en proteger la biodiversidad y los sistemas ecológicos, tan abundantes en la zona y que son claves para neutralizar las emisiones de efecto invernadero a la atmósfera a nivel mundial.

Conservación de los bosques

Por ejemplo, la agenda climática de Perú, cuya Amazonía comprende un área de más de 780.000 kilómetros cuadrados, está centrada de manera muy particular “en la protección de la biodiversidad, los recursos naturales y las comunidades amazónicas mediante la gestión sostenible y responsable de los bosques, los recursos hídricos y los mares”, dijo a la Agencia de Noticias de Emiratos WAM, el cónsul de Perú en Dubai, Marco Antonio Santiváñez.

Perú, un país comprometido con la acción climática que fue sede de la Cop20 en 2014, tiene puestas “grandes expectativas en la Cop28 de Dubai” y espera que “se logren avances significativos en la agenda global”, señaló el cónsul, quien informó que se tiene prevista la visita de la ministra de Medio Ambiente de Perú, Albina Ruiz, durante el evento.

El Gobierno peruano también está impulsando un marco normativo con diversos instrumentos de gestión y una herramienta de gobernanza exclusiva para las comunidades bajo el nombre de ‘Plataforma de pueblos indígenas para enfrentar al cambio climático’. Además, el país ha concretado incentivos para la conservación de tres millones de hectáreas de bosques en 260 comunidades nativas, informó Santiváñez.

Matriz eléctrica un 95 por ciento renovable

Países como Uruguay, altamente vulnerables al cambio y la variabilidad climática, ya que su economía está basada en la producción agroindustrial, están “priorizando un plan de adaptación a nivel nacional y en la agenda de las negociaciones”, según informó a WAM el Ministerio de Ambiente del país, que estará presente en la Cop28 de EAU.

En este sentido, la autoridad señaló que “avanzar en la mejora metodológica con relación al Objetivo Mundial de Adaptación, que nos permita evaluar los progresos realizados y guiarnos con respecto a la reducción de la vulnerabilidad, el fortalecimiento de la resiliencia y la mejora de la capacidad de adaptación es de alta relevancia” durante la Cop28 en Dubai.

Uruguay, pionero en la implementación de medidas tempranas de mitigación, ha logrado en los últimos años que su matriz eléctrica provenga en un 95% de energías renovables, a través de la incorporación de fuentes eólica, solar y biomasa (además de la utilización de la energía hidráulica).

El país está enfocado en lograr una producción agropecuaria cada vez más sostenible, que contemple los ecosistemas naturales, la biodiversidad y los suelos, entre otras iniciativas en diferentes sectores.

Un plan de adaptación climática para vivir mejor

El Gobierno de Argentina, por su parte, está centrándose en lanzar políticas de adaptación que, a la vez que contribuyen a lograr sus objetivos nacionales de reducción de emisiones, consigan que sus ciudadanos vivan mejor.

El Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo del país lanzó en 2022 un Plan de Acción Climática para el 2030, enfocado en llevar a cabo la transición energética a través de la movilidad sostenible, adaptando los sistemas de producción de alimentos, conservando los bosques y ecosistemas y trabajando en ciudades y territorios sostenibles.

Argentina pretende abordar toda esta transición desde una perspectiva de género y diversidad, que no deje a nadie afectado en la transición.

Fondo para la Vida y la Biodiversidad

El Gobierno de Colombia anunció el pasado mes de septiembre un Fondo para la Vida y la Biodiversidad de más de 900 millones de dólares para financiar proyectos y programas ambientales en beneficio de sus ciudadanos.

El fondo se ha convertido en el principal mecanismo financiero del Sistema Nacional Ambiental y espera poder dar respuesta a la meta de Colombia de reducir en un 51% las emisiones de gases de efecto invernadero del país para 2030.

La ayuda contempla trabajar para conservar los bosques y ecosistemas, apoyar a las familias que viven de una economía basada en la biodiversidad e incentivar proyectos de educación ambiental, entre otras iniciativas.

Según la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), América Latina ha experimentado en los últimos años un crecimiento impresionante en energías renovables no hidroeléctricas, cuya capacidad instalada se ha más que triplicado Si bien en términos absolutos la mayor parte de ese crecimiento se ha producido en la bioenergía y la energía eólica terrestre, la energía solar fotovoltaica también ha crecido significativamente en Chile, México, Perú y Uruguay.

Sudamérica trabaja en políticas de adaptación al clima que conserven los ecosistemas
Comentarios