viernes 27/5/22

Abatidos en la provincia yemení de Marib 26 hutíes por las fuerzas gubernamentales

La Coalición Árabe intercepta tres dones con explosivos lanzados contra territorio saudí
Una imagen de combatientes yemeníes en la provincia de Marib.
Una imagen de combatientes yemeníes en la provincia de Marib.

Más de 26 integrantes de las milicias hutíes fueron abatidos y otros tantos resultaron heridos en enfrentamientos con las fuerzas gubernamentales en la provincia de Marib, en el centro de Yemen.

La noticia ha sido difundida por Bloomberg este sábado citando a fuentes de las fuerzas gubernamentales reconocidas internacionalmente.

Según esta información, las fuerzas gubernamentales libraron intensas batallas contra los hutíes en Marib fruto de las cuales lograron anular gran parte de su equipamiento militar.

Marib ha sido uno de los puntos donde se han localizado grandes enfrentamientos desde el inicio de los combates.

A esta acción militar se une la llevada a cabo por la Coalición para el Apoyo a la Legitimidad de Yemen que ha tenido como resultado la destrucción de tres drones con explosivos lanzados por la milicia hutí hacia la región sur de Arabia Saudita.

En un comunicado difundido por la Agencia de Prensa Saudí (SPA) en su página de Twitter, la Coalición confirmó que la milicia hutí seguía tratando de atacar a civiles y objetos civiles.

"Estamos tomando medidas operativas para proteger a los civiles de los intentos hostiles", dijo la Coalición.

La milicia hutí ha intensificado sus intentos de atacar a figuras civiles y económicas en Arabia Saudita durante el último período en medio de crecientes condenas internacionales y árabes en defensa de la seguridad del reino.

El conflicto en Yemen estalló en 2014 cuando los insurgentes hutíes, respaldados por Irán, se apoderaron de la capital de Yemen, Saná, lo que provocó una intervención militar liderada por Arabia Saudita para apuntalar al gobierno.

Los esfuerzos por lograr la paz desarrollados en los últimos meses han sido hasta ahora infructuosos.

La última iniciativa que se ha adoptado para intentar reconducir la situación es la elección por parte del secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, del diplomático sueco Hans Grundberg para ser el nuevo enviado especial de la ONU a Yemen en sustitución del británico Martin Griffiths, quien ha reconocido que sus esfuerzos para poner fin a años de guerra han fracasado.

La guerra que sufre Yemen amenaza con provocar un desastre humanitario sin precedentes. Según las Naciones Unidas, 24 millones de yemeníes, lo que supone más de dos tercios de sus 30 millones de habitantes, necesitan asistencia humanitaria urgente ya que muchos de ellos están al borde de la hambruna.

Abatidos en la provincia yemení de Marib 26 hutíes por las fuerzas gubernamentales
Comentarios