domingo. 25.02.2024

Amnistía Internacional (AI) acusó este miércoles a los rebeldes Houthi de bloquear la entrega de ayuda humanitaria en la ciudad meridional de Taiz, la tercera más importante de Yemen, poniendo en peligro la vida de miles de civiles.

En un informe la organización defensora de los derechos humanos aseguró que desde hace más de tres meses la milicia chiíta y sus fuerzas aliadas han impedido la entrada de alimento y suministros médicos a Taiz, en una flagrante violación del derecho internacional humanitario.

Los rebeldes hutíes, apoyados por tropas leales al ex presidente Ali Abdullah Saled y conocidos de manera oficial en Yemen como Movimiento Ansar Allah (Ansarola "Los partidarios de Dios") mantienen desde hace más de un año una lucha armada por el control del norte de Yemen.

Amnistía Internacional destacó que de acuerdo con los testimonios recabados por la organización de personal médico y residentes de Taiz, es “alarmante” el sufrimiento y penalidades que vive la población civil en la tercera ciudad más importante del país árabe.

“Aparentemente, las fuerzas hutíes están obstruyendo deliberadamente la entrada de bienes civiles, incluidos alimentos y suministros médicos vitales”, afirmó en el informe James Lynch, director adjunto de AI para Oriente Medio y Norte de África. El especialista, agregó que con ello, además de agravarse la crisis humanitaria, habrá consecuencias desastrosas para los residentes de Taiz, donde hay escasez de alimentos y casi todos los hospitales han cerrado y los pocos abiertos está al borde del colapso.

“Bloquear la ayuda humanitaria es una violación grave del derecho internacional humanitario. Los residentes están atrapados en la práctica en el enclave de Taiz, y privar a estas personas de sus necesidades básicas constituye un castigo colectivo a la población civil”, indicó Lynch.

De acuerdo con el informe de AI, difundido a través de en su sitio Web, todas las rutas de entrada y salida de Taiz están controladas por el grupo armado yemenita y sus aliados. Las restricciones para entrar y salir de la ciudad se han endurecido considerablemente desde que estalló el conflicto. Solamente el paso fronterizo de Al Duhi, al oeste de la ciudad, ha permanecido abierto, por lo que los residentes han quedado prácticamente atrapados, destacó.

“Miembros del grupo armado y sus aliados han impedido el paso en puestos de control a civiles que llevaban fruta, verduras, carne y ropa, así como tanques de gas para cocinar y de oxígeno para uso hospitalario, y en algunos casos han confiscado esos bienes”, añadió el informe.

La organización humanitaria, con sede en esta capital, aseguró que médicos de Taiz le expresaron que necesitaban desesperadamente de anestésicos, oxígeno e instrumental quirúrgico para tratar a las personas heridas en los combates dentro de la ciudad. En su reporte, AI incluyó el testimonio de varios de los médicos y residente que han sido testigos y víctimas del bloqueo de la milicia chiíta en Taiz, no sólo por la falta de suministro médicos y alimentos, sino porque han perdido a familiares por ello.

“Todas las partes del conflicto deben garantizar que la ayuda humanitaria médica llega a la población civil de Taiz. Obstruir deliberadamente tales suministros ha tenido consecuencias terribles para los civiles que necesitan asistencia médica urgente”, afirmó Lynch. 

Amnistía Internacional acusa a los hutíes de bloquear la ayuda en Yemen
Comentarios