miércoles. 19.06.2024

La Coalición Árabe encabezada por Arabia Saudita que lucha contra los rebeldes en Yemen declaró tras una investigación que el ataque aéreo contra una ceremonia fúnebre en Yemen fue un error, comunicó este sábado el canal de televisión Al Arabiya.

"El equipo de expertos llegó a la conclusión de que representantes del Estado Mayor General de Yemen transmitieron una información errónea, según se pudo averiguar más tarde, al centro coordinador de las operaciones aéreas sobre la localización de los jefes de los destacamentos de los hutíes en Saná", dice una declaración de la coalición.

Al menos 213 personas murieron y más de 500 resultaron heridas el sábado pasado, según datos de la ONU, en el bombardeo llevado a cabo en Saná, la capital yemení controlada por los rebeldes hutíes.

Las autoridades saudíes no descartaron que uno de los aviones efectivamente hubiera atacado la ceremonia funeraria

Por otro lado, un total de 112 heridos, de los más de medio millar causados por el bombardeo perpetrado la semana pasada contra un funeral en Saná, fueron trasladados este sábado a la capital omaní, Muscat, para recibir tratamiento.

Fuentes del aeropuerto de la capital yemení, Saná, informaron a la agencia EFE de que el avión militar omaní en el que viajaron los heridos transportó primero de Omán a Yemen a una delegación del movimiento rebelde hutí.

Esta delegación, integrada también por miembros del partido del expresidente yemení Ali Abdalá Saleh, llevaba bloqueada en Muscat desde hace dos meses.

La guerra en Yemen se recrudeció en marzo de 2015, cuando la coalición militar integrada por países suníes intervino directamente a favor del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, el único reconocido por la comunidad internacional, y contra los hutíes.

Omán es el único país del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) que no forma parte de la alianza y ha actuado de mediador entre ambas partes, facilitando el transporte de las delegaciones insurgentes a las negociaciones de paz.

Arabia Saudita declara que bombardeó 'por error' la ceremonia fúnebre en Yemen