jueves 19/5/22

Arabia Saudita anunció este miércoles reformas que abolirán algunas restricciones clave que vinculan a millones de trabajadores migrantes vulnerables y mal pagados a sus empleadores en condiciones que han estado plagadas de abuso y explotación.

El Ministerio de Recursos Humanos y Desarrollo Social señaló que las reformas permitirán a los trabajadores extranjeros el derecho a cambiar de trabajo transfiriendo su patrocinio de un empleador a otro, salir y reingresar al país y asegurar visas de salida final sin el consentimiento de su empleador, lo que había sido requerido durante mucho tiempo.

El viceministro Abdullah bin Nasser Abuthnain dijo que la nueva llamada “Iniciativa de relaciones laborales” entrará en vigor en marzo de 2021, afectando potencialmente a alrededor de un tercio de la población total de Arabia Saudita, o aproximadamente a diez millones de trabajadores extranjeros en el Reino.

La investigadora de Human Rights Watch, Rothna Begum, sostuvo que la información proporcionada hasta el momento muestra que las autoridades saudíes están eliminando algunos elementos del sistema de patrocinio “kafala” vigente en varios estados del Golfo Arábigo que vincula el estatus legal de los trabajadores extranjeros con su empleador.

Begum describió los tres cambios a la ley saudí como “pasos importantes que podrían mejorar las condiciones de los trabajadores migrantes”, pero advirtió que no parece ser una abolición total del sistema de kafala. “Los trabajadores migrantes todavía necesitan un empleador que los patrocine para venir al país y los empleadores aún pueden tener control sobre su estado de residencia”, dijo Begum, cuyo trabajo se centra en los derechos de los migrantes, los trabajadores domésticos y los derechos de las mujeres en Oriente Medio.

Bajo el restrictivo sistema kafala de Arabia Saudita, los trabajadores tenían poco poder para escapar del abuso porque sus empleadores controlaban su salida del país y su capacidad para cambiar de trabajo. Begum escribió recientemente sobre cuántos empleadores explotaron este control al tomar los pasaportes de los trabajadores, obligándolos a trabajar horas excesivas y negándoles salarios. Esto ha llevado a cientos de miles de trabajadores a huir de sus empleadores y convertirse en indocumentados.

Las reformas son parte de un plan más amplio conocido como Visión 2030 encabezado por el príncipe heredero Mohammed bin Salman para hacer que el Reino sea más atractivo para los inversores extranjeros, expandir el sector privado y diversificar la economía dependiente del petróleo del reino.

La nformación publicada no especifica si los empleadores pueden denunciar a los trabajadores por fuga. Begum dijo que si un empleador denuncia a un trabajador por fuga o puede cancelar la visa de un trabajador antes de que esa persona pueda solicitar una transferencia de empleo, puede quedar indocumentado en el país y luego estar sujeto a arresto y deportación.

“Por eso es necesaria una abolición total (de la kafala). Las reformas parciales, como eliminar la necesidad del consentimiento del empleador para cambiar de empleador y salir del país, son importantes, pero los trabajadores pueden quedar atrapados de otras formas cuando esos elementos permanecen", concluyó Begum.

Arabia Saudita lanza importantes reformas laborales
Comentarios