lunes. 22.04.2024

Buques de guerra rusos de la Flota del Pacífico cruzaron el estrecho de Bab al-Mandeb y entraron en el Mar Rojo, manifestó la agencia de noticias estatal rusa TASS, aventurándose en unas aguas plagadas de ataques hutíes y repletas de barcos de guerra.

El destacamento incluía el crucero de misiles Varyag y la fragata Marshal Shaposhnikov, informó TASS el jueves, citando el servicio de prensa de la Flota Rusa del Pacífico, que señaló que los barcos estaban llevando a cabo "tareas asignadas en el marco de la campaña marítima de largo alcance".

El destino final de los barcos no estaba claro en el informe, al igual que la razón por la que Rusia envió buques a la zona.

Durante meses, los hutíes de Yemen han llevado a cabo una serie de ataques contra buques en el Mar Rojo en represalia por las acciones militares de Israel en Gaza, obligando a muchos barcos a redirigir sus viajes.

El grupo rebelde dijo a China y Rusia a principios de este mes que sus barcos pueden navegar por el Mar Rojo y el Golfo de Adén sin ser atacados. A cambio, los dos países podrían brindar apoyo político a los hutíes en órganos como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, según varias personas con conocimiento de las discusiones del grupo militante.

Los hutíes dicen que están atacando barcos vinculados a Israel, Estados Unidos y el Reino Unido. Sin embargo, parecen haber identificado erróneamente algunos buques.

A finales de enero explotaron misiles cerca de un barco que transportaba petróleo ruso cerca de Yemen. Sucedió días después de que un portavoz de los hutíes dijera a un periódico ruso que los buques mercantes rusos y chinos no deben temer ataques.

Los hutíes también dispararon un misil contra el petrolero de propiedad china Huang Pu el sábado, reveló el Comando Central de Estados Unidos, destacando los continuos riesgos para el transporte marítimo en los mares frente a Yemen.

Desde que comenzaron los ataques, la mayoría de las empresas navieras occidentales han evitado el estrecho y, en cambio, están rodeando el sur de África.

Sin embargo, los buques de guerra estadounidenses y británicos en el Mar Rojo han estado atacando objetivos hutíes en Yemen durante semanas en un intento de disuadir al grupo militante de atacar buques mercantes, mientras que Irán, que apoya a los hutíes, tiene un barco espía en las afueras del Mar Rojo. También hay un barco francés cerca.

A principios de este mes, Irán, Rusia y China realizaron ejercicios navales conjuntos en el Océano Índico, según el Ministerio de Defensa ruso. Tanto el Varyag como el Shaposhnikov participaron en los ejercicios, que según Rusia tenían como objetivo la “seguridad en las actividades económicas marítimas”, incluida la liberación de barcos secuestrados por piratas.

Rusia también ha buscado una base naval en el Mar Rojo en Sudán, aunque un conflicto civil en ese país podría retrasar esos planes.
 

Buques de guerra rusos entran en el Mar Rojo
Comentarios