jueves. 25.07.2024

Emiratos Árabes Unidos declaró que la Coalición Árabe en Yemen está preparando su próxima fase de su plan militar y humanitario para empujar a los rebeldes hutíes a la mesa de negociaciones.

Durante una reunión de la Coalición en Washington, el embajador de Emiratos Árabes Unidos, Yousef Al Otaiba, reiteró el apoyo de EAU al Enviado Especial de la ONU a Yemen, Martin Griffith, para "facilitar a los hutíes la entrega pacífica e incondicional del puerto y la ciudad de Hodeidah al Gobierno legítimo de Yemen".

Las fuerzas del Gobierno de Yemen, respaldadas por la Coalición que incluye Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, lanzaron una ofensiva contra Hodeidah el 13 de junio para recluir a los rebeldes en Saná, cortando sus líneas de suministro y obligándoles a trabajar en un proceso político. La Coalición intervino en la guerra en marzo de 2015 a petición del gobierno internacionalmente reconocido del presidente Abdrabu Mansur Hadi.

"La Coalición está preparando la próxima fase de su plan militar y humanitario con el fin de presionar a los hutíes para que se sienten a la mesa de negociaciones mientras se satisfacen las necesidades del pueblo yemení", tuiteó la Embajada de Emiratos Árabes Unidos en Estados Unidos el viernes. También aseguró que el puerto de la ciudad permanece abierto, y agregó que 25 barcos han descargado mercancías en el último mes.

"La comida para 6,6 millones de personas durante un mes ya está almacenada en Hodeidah. Pero los hutíes la están robando y vendiendo para financiar sus armas de guerra", escribió la Embajada. "Los hutíes han colocado decenas de miles de minas terrestres y artefactos explosivos improvisados. Están disparando misiles balísticos. Están utilizando minas de mar para bloquear el envío".

La Coalición Árabe detalló que desmanteló un ataque hutí contra barcos de pesca civiles en el Mar Rojo el sábado y se apoderó de embarcaciones de los rebeldes junto con un cargamento de armas. Los pescadores en la provincia han informado previamente que los hutíes los acosaron para que los ayudaran a contrabandear armas.

Asimismo, la Coalición confirmó que permitió que un petrolero entre en el puerto de Hodeidah y que seis barcos ya estaban descargando sus mercancías, informó la emisora ​​estatal saudí en su sitio web.

En la reunión en Washington, la embajadora de EAU en la ONU, Lana Nusseibeh, explicó el plan humanitario de la Coalición para atender las necesidades del pueblo yemení, incluida la restauración del puerto de Hodeidah y otras infraestructuras dañadas por los hutíes. "Nuestros esfuerzos ahora están dedicados a implementar la resolución 2216 del Consejo de Seguridad, que exige que los hutíes pongan fin al uso de la violencia y retiren sus fuerzas de todas las áreas que han capturado. Creemos que liberar a Hodeidah es vital para reiniciar el proceso político". "Nuestra visión del éxito de Yemen no termina con Hodeidah. Cuando finalmente se llegue a un acuerdo político y el conflicto termine, la recuperación requerirá estabilidad, desarrollo e inversión. EAU está listo para ayudar a reconstruir y desarrollar el país cuando llegue ese momento".

Por otro lado, Griffiths dijo el jueves después de las conversaciones con Hadi en la capital provisional de Adén que tanto los rebeldes como el Gobierno han confirmado su disposición a hablar.

El Gobierno yemení y la Coalición manifestaron que los hutíes deben retirarse por completo de la ciudad y entregar el control a la ONU. Sin embargo, los rebeldes, que han estado usando Hodeidah para contrabandear armas proporcionadas por Irán, hasta ahora solo han acordado compartir el control del puerto con la ONU. El puerto también es un punto de entrada para las entregas de ayuda y los bienes comerciales, y el Gobierno yemení teme que el control de los rebeldes sobre la ciudad reducirá el único salvavidas para millones de personas que enfrentan el hambre.

La participación militar de Emiratos Árabes Unidos se ha desarrollado en paralelo con un programa para ayudar a los civiles, en particular a través de la Media Luna Roja de EAU, que anunció el viernes la distribución de ayuda alimentaria para 21.000 personas, incluyendo 15.000 niños, en el distrito de Khokha de la provincia de Hodeidah, que fue recapturada de los rebeldes en diciembre.

La Coalición Árabe comienza la siguiente fase de la batalla por Hodeidah