jueves. 25.04.2024

Los militares estadounidenses y británicos bombardearon más de una docena de sitios utilizados por los hutíes respaldados por Irán en Yemen, en un ataque masivo de represalia utilizando misiles Tomahawk lanzados desde buques de guerra y aviones de combate, informaron funcionarios estadounidenses a The Associated Press. Los objetivos militares incluían centros logísticos, sistemas de defensa aérea y lugares de almacenamiento de armas.

Periodistas de Associated Press en Saná, la capital de Yemen, escucharon cuatro explosiones el viernes por la mañana, hora local, pero no vieron señales de aviones de combate. Dos residentes de Hodiedah, Amin Ali Saleh y Hani Ahmed, contaron haber oído cinco fuertes explosiones. Hodiedah se encuentra en el Mar Rojo y es la ciudad portuaria más grande controlada por los hutíes.

Los ataques marcaron la primera respuesta militar estadounidense a lo que ha sido una campaña persistente de los hutíes de ataques con drones y misiles contra barcos comerciales desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamás. Y el ataque militar coordinado se produce apenas una semana después de que la Casa Blanca y una serie de países socios emitieran una advertencia final a los hutíes para que cesaran los ataques o afrontaran una posible acción militar. Los funcionarios confirmaron los ataques bajo condición de anonimato.

La advertencia pareció haber tenido al menos algún impacto hasta el martes, cuando los rebeldes hutíes dispararon su mayor andanada de drones y misiles contra barcos en el Mar Rojo, y barcos estadounidenses y británicos y aviones de combate estadounidenses respondieron derribando 18 drones, dos misiles de crucero y un misil antibuque. Y el jueves, los hutíes dispararon un misil balístico antibuque hacia el Golfo de Adén, que fue visto por un barco comercial pero no alcanzó el barco.

Los rebeldes, que han llevado a cabo 27 ataques con docenas de drones y misiles desde el 19 de noviembre, dijeron el jueves que cualquier ataque de las fuerzas estadounidenses a sus sitios en Yemen provocará una feroz respuesta militar. “La respuesta a cualquier ataque estadounidense no será sólo al nivel de la operación que se llevó a cabo recientemente con más de 24 drones y varios misiles”, afirmó el líder supremo del grupo, Abdel Malek Al-Houthi, durante un discurso de una hora de duración.  "Será más grande que eso".

Los hutíes dicen que sus ataques tienen como objetivo detener la guerra de Israel contra Hamás en la Franja de Gaza. Pero sus objetivos tienen cada vez más poca o ninguna conexión con Israel y ponen en peligro una ruta comercial crucial que une Asia y Oriente Medio con Europa.

La participación de Gran Bretaña en los ataques subrayó el esfuerzo de la administración Biden por utilizar una amplia coalición internacional para luchar contra los hutíes, en lugar de parecer que lo hace solo. Más de 20 naciones ya están participando en una misión marítima encabezada por Estados Unidos para aumentar la protección de los barcos en el Mar Rojo.

Durante semanas, los funcionarios estadounidenses se habían negado a indicar cuándo se acabaría la paciencia internacional y contraatacarían a los hutíes, incluso después de que múltiples buques comerciales fueron atacados por misiles y drones, lo que llevó a las empresas a considerar desviar sus barcos. El miércoles los funcionarios estadounidenses volvieron a advertir sobre las consecuencias.

“No voy a telegrafiar ni anticipar nada de lo que pueda suceder”, dijo a los periodistas el secretario de Estado, Antony Blinken, durante una escala en Bahréin. Señaló que Estados Unidos ha dejado claro “que si esto continúa, habrá consecuencias. Y voy a dejarlo así”.

La renuencia de la administración Biden durante los últimos meses a tomar represalias reflejó sensibilidades políticas y se debió en gran medida a preocupaciones sobre alterar la frágil tregua en Yemen y desencadenar un conflicto más amplio en la región. La Casa Blanca quiere preservar la tregua y se ha mostrado cautelosa a la hora de tomar medidas en Yemen que puedan abrir otro frente de guerra.

El ejército estadounidense y británico lanzan un ataque contra los hutíes en Yemen
Comentarios