viernes. 07.10.2022

El enviado de la ONU para Yemen, "frustrado" ante la falta de acuerdo de paz

Griffiths hizo un llamamiento a los hutíes y al Gobierno para que pongan fin a la guerra
El enviado de la ONU para Yemen en una conferencia de prensa este lunes. (Twitter)
El enviado de la ONU para Yemen en una conferencia de prensa este lunes. (Twitter)

El enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, admitió este lunes estar "frustrado" por el hecho de que las partes enfrentadas en este país no hayan alcanzado todavía un acuerdo de paz y les conminó a acabar con la guerra que entró el pasado marzo en su sexto año.

"Nadie puede estar más frustrado que yo", dijo Griffiths en una conferencia de prensa en el aeropuerto de Saná, la capital del Yemen y bajo el control de los rebeldes hutíes desde finales de 2014, tras dos días de conversaciones con los líderes de este movimiento chií respaldado por Irán.

El diplomático explicó que lleva meses de conversaciones para intentar lograr un alto el fuego, el inicio de un diálogo político, la reapertura del aeropuerto de Saná y del puerto de Al Hudeida, en el mar Rojo (ambos en manos de los hutíes pero bloqueados por la coalición militar liderada por Arabia Saudita que interviene en Yemen).

"Hemos estado negociando todo esto en detalle, palabra por palabra, con las dos partes durante un año y medio", afirmó.

"A veces hacemos un progreso importante y pensamos que va a funcionar, que llegaremos a un acuerdo, y entonces se interpone la guerra y una u otra parte piensa que ganará más en el campo de batalla" que en las negociaciones, añadió.

Por ello, Griffiths hizo un llamamiento a los hutíes y al Gobierno internacionalmente reconocido del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, exiliado en Riad desde 2015, para que pongan fin a la guerra.

El enviado especial de la ONU sostuvo que se requiere con urgencia un alto el fuego a nivel nacional para proporcionar asistencia humanitaria inmediata a los yemeníes, abrir las carreteras para el libre movimiento de personas y mercancías y "recuperar la sensación de una vida normal".

Yemen es escenario de "la peor crisis humanitaria" del planeta, con alrededor del 80 % de su población necesitada de algún tipo de asistencia para subsistir, según la ONU.

La guerra estalló después de que los hutíes conquistaron amplias zonas del norte y el oeste del país en 2014, y se internacionalizó con la intervención de una Coalición de países árabes en marzo de 2015 en apoyo del Gobierno de Hadi. 

El enviado de la ONU para Yemen, "frustrado" ante la falta de acuerdo de paz
Comentarios