viernes. 21.06.2024

Las fuerzas británicas y estadounidenses llevaron a cabo este jueves una operación conjunta contra los rebeldes hutíes en Yemen "para degradar su capacidad de persistir en sus ataques a la navegación internacional en el Mar Rojo y el Golfo de Adén".

El Ministerio de Defensa del Reino Unido dijo que la inteligencia confirmó que dos sitios cerca de Hodeidah estaban involucrados con los ataques anti-buques hutíes. Se identificaron edificios que albergaban centros de control terrestre de drones de muy largo alcance y proporcionaban su almacenamiento, así como armas tierra-aire utilizadas para impedir las operaciones de la coalición para salvaguardar el transporte marítimo en la región.

Un conjunto de sitios hutíes en Ghulayfiqah, más al sur de la costa yemení, también han sido identificados como involucrados en el comando y control de su campaña anti-buque, señaló. "Por lo tanto, los Typhoon FGR4 de la Royal Air Force llevaron a cabo ataques contra los edificios objetivo en estos tres lugares, utilizando bombas guiadas Paveway IV".

Por su parte, el Comando Central de Estados Unidos (Centcom) detalló que sus fuerzas, junto con las Fuerzas Armadas del Reino Unido, llevaron a cabo ataques contra 13 objetivos hutíes en áreas de Yemen controladas por los rebeldes respaldados por Irán, en defensa propia.

La televisión ​​Al Masirah de los hutíes dijo que al menos dos personas murieron y diez resultaron heridas en uno de los ataques, que alcanzó un edificio de radio en la ciudad portuaria de Hodeidah.

Transmitió imágenes de un hombre ensangrentado bajando por las escaleras y otros recibiendo tratamiento en un hospital. Otros ataques tuvieron lugar fuera de la capital controlada por los rebeldes, Saná, y en otras partes del país, y se divulgó poca información adicional, lo que posiblemente indique que se habían atacado sitios militares hutíes.

Las fuerzas estadounidenses también destruyeron ocho aviones no tripulados en zonas controladas por los hutíes en Yemen y sobre el Mar Rojo.

Los vehículos aéreos no tripulados y los sitios "presentaban una amenaza para las fuerzas estadounidenses y de la coalición y los buques mercantes en la región", dijo Centcom.

Esta es la quinta vez que los ejércitos estadounidense y británico llevan a cabo una operación combinada contra los hutíes desde el 12 de enero.

Los ataques se produjeron un día después de que un dron estadounidense MQ-9 Reaper cayera en Yemen, y los hutíes publicaron imágenes que, según dijeron, mostraban al avión siendo atacado con un misil tierra-aire en una región desértica de la provincia central de Marib en Yemen. Fue el tercer derribo de este tipo sólo este mes.

También a principios de esta semana, ataques con misiles dañaron dos veces un barco de propiedad griega con bandera de las Islas Marshall en el Mar Rojo frente a la costa de Yemen, y una empresa de seguridad privada dijo que el tráfico de radio sugería que el barco hizo agua después de ser alcanzado. Los hutíes se han atribuido la responsabilidad del ataque.

El grupo yemení ha intensificado los ataques contra el transporte marítimo en el Mar Rojo y el Golfo de Adén en los últimos meses, exigiendo que Israel ponga fin a la guerra en Gaza, que ha matado a más de 36.000 palestinos. Los hutíes han lanzado más de 50 ataques contra el transporte marítimo, se han apoderado de un barco y han hundido otro desde noviembre, según la Administración Marítima de Estados Unidos.

El transporte marítimo a través del Mar Rojo y el Golfo de Adén ha disminuido debido a la amenaza.

Gran Bretaña y Estados Unidos atacan varios sitios de los hutíes en Yemen