domingo. 23.06.2024

Irán incautó un buque sospechoso de ser utilizado para contrabandear combustible y detuvo a los 11 miembros filipinos de su tripulación cerca de una importante ruta de transporte petrolero, indicó este lunes la televisión estatal.

Una patrulla naval de los Guardianes de la Revolución iraníes interceptó al buque con 250.000 litros de combustible cerca del Estrecho de Ormuz, informó la televisión estatal, citando a un comandante de esta fuerza.

"Este buque navegaba desde Bandar Lengeh hacia Emiratos Árabes Unidos antes de ser incautado a 20 millas (náuticas, 32 kilómetros) al este de la isla de Tumb Mayor", afirmó el brigadier general Ali Ozmayi, según ese medio.

"Los 11 miembros de la tripulación fueron detenidos", agregó, sin indicar cuándo tuvieron lugar estos arrestos.

La televisión estatal difundió imágenes desde la cubierta del buque con las escotillas abiertas mostrando tanques llenos de lo que parecía ser combustible.

Es la segunda incautación de este mes, luego de que un barco sospechoso de contrabandear combustible fuese detenido en el estrecho de Ormuz el 7 de septiembre.

El apresamiento añade tensión en un día en que el barril de petróleo experimenta su mayor subida diaria desde 1991, a consecuencia del ataque del sábado con drones artillados contra dos refinerías saudíes, entre ellas la mayor del país. 

Este domingo la producción de crudo bajo a la mitad en el Reino, lo que supone hasta un 5% menos disponible en los mercados internacionales. Según la petrolera Aramco, a lo largo del día confiaba en reanudar hasta un 40% de la producción, aunque luego moderó su entusiasmo.

Los Guardianes de la Revolución de Irán confiscan un buque en el Estrecho de Ormuz