viernes 27/5/22

Irán expulsa a Médicos Sin Fronteras, que fue a ayudar a combatir el coronavirus

Según MSF la magnitud del brote de Covid-19 en la República Islámica es motivo de preocupación

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha lamentado este martes que las autoridades de Irán hayan revocado el permiso que habían concedido previamente a la organización para abrir un hospital en la ciudad de Isfahán, en el centro del país, para tratar casos severos de Covid-19.

“Estamos profundamente sorprendidos por la decisión de retirarnos la concesión que se nos había dado para establecer una unidad de tratamiento”, ha aseverado Michel Olivier Lacharité, jefe de programas de emergencia de MSF. Así, ha indicado que la necesidad de esta intervención –que incluía medio centenar de camas de hospital– fue “abordada con varios altos cargos iraníes durante las últimas semanas”.

“Nuestros equipos estaban preparados para empezar a ofrecer tratamiento médico a finales de esta semana”, ha advertido. 

En un comunicado, MSF ha asegurado que el propio Ministerio de Sanidad de Irán ha declarado que el país no necesita “capacidad adicional para gestionar los casos severos” de coronavirus, una pandemia que ha dejado en el país casi 2.000 muertos y más de 24.800 casos confirmados.

Dos aviones fletados por MSF con el material médico necesario para construir una unidad de tratamiento hinchable con 50 camas aterrizaron el domingo y el lunes en Teherán, la capital iraní, así como un equipo de emergencia formado por nueve personas, entre ellos dos especialistas.

En este sentido, la organización ha explicado que la zona donde iba a ser desplegada la unidad había sido ya preparada, por lo que “la parte más laboriosa de abrir este tipo de hospitales ya había sido llevada a cabo”.

No obstante, MSF ha expresado que está dispuesta a “desplegar una unidad de tratamiento de emergencia en cualquier otra parte de Irán o en cualquier otro país de la región donde sea necesario para hacer frente a las necesidades sanitarias surgidas del brote de coronavirus”.

Tan solo el lunes 23 de marzo se anunciaba el envío del hospital inflable de 50 camas para tratar a pacientes críticamente enfermos por coronavirus Covid-19. Dicha unidad está equipada para tratar pacientes críticos que requieren supervisión y atención médica constante en la provincia más afectada del país.

“Irán es, de lejos, el país más afectado en la región; e Isfahán es la segunda provincia más afectada en Irán,” explica Julie Reversé, la representante de MSF en Irán. “Esperamos que nuestro apoyo alivie al menos algo de la presión del sistema de salud local”. 

“Escuchamos los llamados de las autoridades iraníes pidiendo más apoyo para enfrentar el brote”, dice Reversé. “Como organización médica ya presente en el país, ofrecimos ayudar donde creemos que podemos proporcionar el mayor valor: el tratamiento de los casos más graves”.

Según MSF la magnitud del brote de Covid-19 en Irán es motivo de preocupación. Según las cifras oficiales, al 21 de marzo, había 20.610 casos y 1.556 personas habían muerto, el sexto número más alto de casos en todo el mundo.

Irán expulsa a Médicos Sin Fronteras, que fue a ayudar a combatir el coronavirus
Comentarios