lunes 23/5/22

KLM, British, Air France y Lufthansa evitan el Estrecho de Ormuz

Varios vuelos de pasajeros volaban cerca del avión no tripulado derribado por las autoridades iraníes
Un avión de KLM en el aeropuerto JFK de Nueva York.
Un avión de KLM en el aeropuerto JFK de Nueva York.

Algunas de las más importantes compañías aéreas del mundo, como British Airways, Air France, Lufthansa, KLM, Qantas (Australia), United Airlines, Malaysia Airlines y Singapore Airlines suspendieron sus vuelos sobre el estrecho de Ormuz, en medio de crecientes tensiones entre Irán y Estados Unidos por el derribo de un dron de Washington.

La aerolínea holandesa KLM anunció este viernes que sus vuelos evitarán sobrevolar el Estrecho de Ormuz por "motivos de seguridad" después del derribo de un avión no tripulado estadounidense por la Guardia Revolucionaria por, según Irán, violar su espacio aéreo. Horas después, la compañía alemana Lufthansa adoptó la misma decisión de desviar sus vuelos en esta zona por la escalada de tensión, informa France Presse.

Un portavoz de la aerolínea holandesa afirmó que "la seguridad es la principal prioridad" de KLM, y explicó que están "siguiendo muy de cerca todos los acontecimientos relacionados con la seguridad del espacio aéreo con el objetivo de organizar la operación de tal manera que se garantice la seguridad" de los vuelos.

La decisión de las aerolíneas europeas tendrán consecuencias principalmente para los vuelos entre Asia y Europa, puesto que tienen que "elegir una ruta diferente y, por lo tanto, el trayecto se hará más largo, usando más combustible", dijo el experto aeroespacial Joris Melkert a la televisión holandesa NOS.

La Administración Federal de Aviación de EEUU (FAA) ha prohibido los vuelos sobre el Estrecho de Ormuz y el Golfo de Omán "debido al aumento de actividades militares y de las tensiones políticas", lo que llevó a varias aerolíneas estadounidenses, como United Airlines, a cancelar todos los vuelos desde el aeropuerto de Newark a Bombay, una ruta que pasa por espacio aéreo iraní.

Según la FAA, varios vuelos de pasajeros volaban cerca del avión no tripulado derribado por las autoridades iraníes, estando el más cercano a unos 80 kilómetros de distancia del dron, y mostró su "preocupación" por que Irán pueda usar misiles de largo alcance en una zona con mucho tráfico de aviación civil.

EEUU ha asegurado que el dron no violó el espacio aéreo iraní y su presidente, Donald Trump, atribuyó el incidente a "un error" y no a un ataque intencionado de Irán, aunque no descartó que Washington tome represalias.

La tensión ha repuntado también entre Irán y EEUU desde que Washington designó grupo terrorista a la Guardia Revolucionaria iraní y decidiera reforzar su despliegue militar en Oriente Medio.

KLM, British, Air France y Lufthansa evitan el Estrecho de Ormuz
Comentarios