viernes. 19.08.2022

Los misteriosos lugares para visitar en Arabia Saudita

El país de Oriente Medio se abrió al turismo internacional antes de la pandemia por la Covid-19
El Fin del Mundo, Arabia Saudita. (Visitsaudi)
El Fin del Mundo, Arabia Saudita. (Visitsaudi)

Pocos meses antes de que la pandemia de la Covid-19 hiciera menguar el sector turismo, el reino de Arabia Saudita, ubicado en la región de Oriente Medio, en la Península Arábiga más concretamente, abría sus puertas a los turistas extranjeros.

El país, liderado bajo la influencia de la religión islámica, nunca se había abierto al turismo y las personas que viajaban lo hacían por trabajo, invitación o por ser musulmanes que iban de peregrinación a la Meca.

Con la recuperación del sector turístico, el país ha comenzado a recibir millones de curiosos que quieren conocer que se esconde tras las inmensas dunas del desierto.

En el año 2021 el Gobierno saudí informó que el país había recibido 64 millones de turistas a nivel nacional y cinco millones de extranjeros.

Qué se puede hacer en Arabia Saudita

En Arabia Saudita hace un calor que supera los 40 grados ocho meses al año, siendo la temporada alta de noviembre a marzo y, además, no está permitido beber alcohol. Entonces, ¿qué puede hacer en Arabia Saudita un turista? ¿Cuáles son los mejores lugares para visitar?

La ciudad de Diriyah

Diriyah es una ciudad de curvos muros de adobe situada al noroeste de Riad, la capital del reino, cuna del primer estado saudí y de su primera familia real, los Al Saud. En 1727, Diriyah fue designada como capital del país y se sentaron las bases de lo que se conoce hoy como el país de Arabia Saudita.

La ciudad de Diriyah, Arabia Saudita. (Visitsaudi)
La ciudad de Diriyah, Arabia Saudita. (Visitsaudi)

En su territorio se encuentra la que fuera la sede de la familia real, la ciudadela, ubicada en el distrito de Al Turaif, que ha sido declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

En Diriyah se puede visitar el distrito Al Bujairy, hogar del teólogo Mohammed bin Abdul Wahab; el Museo de Diriyah, un antiguo palacio con exposiciones sobre la historia saudí; la Mezquita Al Zawihra; el Palacio Saad bin Saud, construido en el estilo tradicional de Najd; la torre Burj Faysal y la muralla de Diriyah, que una vez fue la última línea de defensa de la ciudad.

El Fin del Mundo

Este espectacular lugar desértico se encuentra ubicado a 90 kilómetros de Riad, capital saudí, y se puede llegar en coche en una hora y treinta minutos.

El Fin del Mundo, Arabia Saudita. (Visitsaudi)
El Fin del Mundo, Arabia Saudita. (Visitsaudi)

El Fin del Mundo lo forman una serie de acantilados desérticos que se encuentran en los riscos de Tuwaiq y que ofrecen unas increíbles vistas al fondo de un valle.

Para visitarlo, los interesados pueden unirse a un grupo de senderismo para recorrer la vía, que antiguamente formaba parte de la ruta comercial que cruzaba la península arábiga hacia el Levante y Persia. El lugar cierra a las 6 pm.

En el camino se pueden encontrar fósiles de cuando el lugar formaba parte del lecho marino. También se pueden ver camellos y restos de cauces fluviales.

Hay rutas que llevan a la cima del acantilado -para subir a la cresta se necesitan de 15 a 30 minutos-.

Los más aventureros pueden acampar en el valle de Acacia y disfrutar de una magnífica puesta de sol y de una noche de estrellas.

La mezquita flotante de Jeddah

Jeddah es la segunda ciudad más importante de Arabia Saudita, centro comercial del país y ubicada a orillas del mar Rojo. Desde este lugar comienza el peregrinaje de los musulmanes a los destinos de La Meca y Medina.

La mezquita flotante, que fue construida en 1985 con bases plantadas bajo la superficie del mar, es uno de los símbolos de la ciudad. La construcción también se conoce como la mezquita de Al Rahma.

Mezquita flotante de Jeddah. (Visitsaudi)
Mezquita flotante de Jeddah. (Visitsaudi)

La arquitectura de la mezquita es moderna e innovadora, con una decoración que cuenta con inscripciones en los techos y unos grandes ventanales con vistas al mar. En la estructura también llama la atención su increíble cúpula turquesa decorada con un enorme candelabro.

La montaña de Al Qarah

Los más aventureros pueden optar por escalar la montaña de Al Qarah, que se encuentra en el extremo oriental de la meseta Shadqam, que conduce a Kuwait e Irak por el norte y al desierto de Rub al-Jali por el sur.

En la cima, que se alza 75 metros sobre el nivel del suelo, unos 205 metros sobre el nivel del mar, se puede escuchar el silbido del viento y disfrutar de las magníficas vistas al verde del oasis más grande del mundo, el oasis de Al Ahsa, con sus 160 km de superficie y más de tres millones de palmeras.

La montaña Al Qarah Arabia Saudita. (Visitsaudi)
La montaña Al Qarah Arabia Saudita. (Visitsaudi)

También se pueden visitar las cuevas de Al Qarah, en el extremo oriental de la meseta Shadqam. Estas cuevas son el resultado de un fenómeno conocido como meteorización subaérea, en el que son la lluvia y los ríos los que dan forma a la roca caliza en lugar de las aguas subterráneas. El resultado es la singular forma tipo champiñón de la montaña, los estrechos cañones y los altos pasajes interiores.

El museo ‘Tierra de las civilizaciones’ explica la historia de la zona, incluyendo la leyenda del supuesto papel de la montaña en las vidas de los reyes de Dilmún y el profeta Abraham.

Los misteriosos lugares para visitar en Arabia Saudita
Comentarios