domingo 22/5/22

Cuba desarrolla la vacuna contra el coronavirus más avanzada de Latinoamérica

El único efecto adverso es dolor leve en el lugar de la inyección, según las autoridades cubanas
Una imagen de vacunación en Cuba. (Fuente externa)
Una imagen de vacunación en Cuba. (Fuente externa)

Autoridades y científicos cubanos anunciaron el 18 de agosto que se encuentran desarrollando una vacuna  contra el coronavirus Covid-19 denominada Soberana 01. De cumplirse todas las fases de testeo y si se logra demostrar su seguridad y eficiencia, podría ser la primera vacuna contra el coronavirus desarrollada en América Latina.

Expertos de diferentes institutos de salud y de ciencia de la isla caribeña hicieron la presentación de la vacuna cubana en un encuentro con el presidente Miguel Díaz-Canel a finales de agosto.

La etapa de prueba en humanos empezó el 24 de agosto y en el mes de febrero se sabrá si Cuba acredita tener un producto biofarmacéutico para inmunizar o al menos minimizar los efectos del coronavirus.

Hasta ahora hay registradas 167 vacunas globales  contra el Covid-19. La cubana se sumó a otras 29 que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya aprobó para estudios clínicos, seis de las cuales se encuentran en la fase 3, la de testeo en humanos a gran escala. En Latinoamérica hay otra docena de vacunas autóctonas en desarrollo pero, salvo la cubana, todas se encuentran en fase preclínica.

El candidato vacunal que produce la isla caribeña avanza firme, según confirmaron fuentes de la Embajada cubana en Abu Dhabi a EL CORREO DEL GOLFO.

 Desde que arrancaron los ensayos clínicos, “reporta cero evento adverso grave luego de la inyección de los primeros 20 voluntarios”, según tuiteó Dagmar García Rivera, directora de investigaciones del Instituto Finlay, el centro científico estatal cubano que dirige el proyecto. La muestra incluye a 676 personas de entre 19 y 80 años y se prevé que los resultados estén en febrero. En caso de final feliz, Cuba tendrá su propia vacuna contra el coronavirus disponible para la población en el primer trimestre del 2021.

Además, esta vacuna podría usarse también en beneficio de América Latina y el Caribe, de acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Esta posibilidad se valoró recientemente en un encuentro virtual entre directivos del Instituto Finlay de Vacunas de Cuba y expertos de la OPS y de la Organización Mundial de la Salud, donde se destacó la importancia de la solidaridad entre naciones para garantizar el acceso universal a una cura contra el nuevo coronavirus.

En este sentido, el doctor José Moya, representante de la OPS en Cuba, señaló a Telesur que, una vez la vacuna cubana esté disponible, su organización pretende adquirirla a través de mecanismos de cooperación para ponerla a disposición del resto de los países de la región.

De momento, habrá que esperar a que el candidato cubano logre pasar satisfactoriamente todos los controles y pruebas, para poder distribuirla.

Los ensayos clínicos de Soberana 01 para evaluar la eficacia de la misma, comenzaron el 24 de agosto con un primer grupo de 20 individuos, con edades entre 19 a 59 años.

Este 3 de septiembre se anunció el comienzo de la vacunación de un segundo grupo, con la misma cantidad de participantes, y edades comprendidas entre 60 y 80 años.

El siguiente paso tuvo lugar el 11 de septiembre y el tamaño de la muestra alcanzó los 676 voluntarios, contando los 40 del periodo inicial.

De acuerdo a las autoridades, todos los voluntarios presentan un buen estado de salud y el único efecto adverso es dolor leve en el lugar de la inyección, un evento secundario considerado como común en los procesos de vacunación.

Cuba desarrolla la vacuna contra el coronavirus más avanzada de Latinoamérica
Comentarios