sábado. 24.02.2024

Expertos en salud mental han advertido que el ayuno del Ramadán puede enmascarar o empeorar trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia y recomiendan a las personas que los sufren que eviten practicarlo, recordándoles que el Corán permite no ayunar por motivos de salud.

El psicólogo clínico Thoraiya Kanafani, uno de los especialistas con los que ha hablado el periódico The National, asegura que los pacientes con trastornos alimentarios que están o han estado en tratamiento deben tener cuidado de no "desencadenar una recaída" practicando el ayuno y abogó por que los familiares de estas personas les presten especial atención durante el Ramadán.

"Durante el Ramadán, se practica algo que los enfermos de anorexia prefieren, no comer. Cuando celebran el iftar comen cantidades muy pequeñas y como suelen estar rodeados de mucha gente su familia no se va a fijar mucho en sus patrones de alimentación”.

Los enfermos de bulimia, añade Kanafani, también encuentran problemas en el iftar pero de forma contraria ya que es la ocasión ideal para “comer mucho y rápido, después se sentirán hartos y culpables y querrán vomitar"

Kanafani sostiene que tener que saltarse el ayuno por Ramadán a causa de su enfermedad supone un gran pesar para muchos pacientes. “La mayoría de las personas con un trastorno de la alimentación se sienten culpables por eso, por la elección entre la salud y la religión”, dice.

Por eso, los psicólogos recomiendan a los pacientes otras maneras de afrontar el Ramadán distintas al ayuno como “ayudar a las familias pobres a celebrar el iftar”.

El ayuno de Ramadán, factor de riesgo para los trastornos alimentarios
Comentarios