sábado. 01.10.2022

Seis causas del olor vaginal

Si el olor no cede o se intensifica, además de estar asociado con otros síntomas (secreción, irritación, ardor o picazón), deberás consultar a tu ginecólogo

Sufrir un olor vaginal fuerte puede ocurrir de vez en cuando. Incluso cuando estás llevando a cabo un buen cuidado de tu cuerpo y una limpieza en tu vagina, puede que percibas olores ocasionalmente. Lo que no es normal, sin embargo, son olores persistentes o fuertes junto a otros síntomas como picazón y/o ardor.

La pregunta inicial que debes hacerte si estás preocupada por el olor de tu vagina es si ese olor es normal. Típicamente, las vaginas tienen olores naturales y el de cada mujer es distinto. El olor habitual de una vagina sana se puede describir como “carnoso o almizclado”. La menstruación puede llevar a que notemos un olor ligeramente “metálico” durante unos días. Además, el olor podría intensificarse después de un contacto físico íntimo o ejercicio.

La vagina se limpia naturalmente. Además, la vagina mantiene por sí misma un pH saludable y aleja a las bacterias no saludable -siempre que la higiene sea adecuada-. Si notas una diferencia intensa en tu olor vaginal, puede que sea síntoma de algún problema.

1. Un tampón olvidado: Olvidar sacar el tampón después de pasado el tiempo necesario puede crear eventualmente un fuerte olor vaginal, a veces incluso se describe como “el olor más desagradable olido jamás”. Esto podría ser una señal de que hay un exceso de crecimiento bacteriano, y por lo tanto, se recomienda visitar al ginecólogo para asegurarte de que no tienes una infección.

2. Sudoración: La piel alrededor de la vagina es probable que sude y pueda causar un olor vaginal fuerte.

3. Medicamentos: La ingesta de ciertos medicamentos como los antibióticos puede afectar al equilibrio bacteriano de la vagina, provocando cambios en el olor. Además, la ingesta de antihistamínicos puede conducir a la sequedad vaginal y secreciones vaginales disminuidas, que también pueden tener un efecto.

4. Tricomoniasis: Esta infección de transmisión sexual (ITS) puede causar olor vaginal. Otras ITS como la gonorrea y la clamidia no suelen asociarse con un olor fuerte.

5. La dieta: El viejo dicho "eres lo que comes" es cierto. Se cree que el consumo de ciertos tipos de alimentos puede estar asociado con un fuerte olor vaginal, como la cebolla, el ajo y los espárragos, así como ciertas especias que pueden producir cambios en tu olor.

6. Factor hormonal: Los tratamientos hormonales, como píldoras anticonceptivas y cremas vaginales, pueden tener un impacto en la intensidad de tu olor vaginal. Un cambio en los niveles hormonales durante el embarazo, la lactancia materna, la menopausia o la menstruación también puede tener efecto.

¿ME AYUDARÁ LA DUCHA VAGINAL?

La ducha vaginal es un método de lavado que puede acabar con las bacterias sanas de la vagina. Debido a los diversos impactos negativos en tu salud, las duchas vaginales no suelen ser recomendadas como una rutina o un hábito.

Las duchas vaginales pueden alterar el equilibrio natural de las bacterias en la vagina, pueden aumentar el riesgo de infección y aumentar la probabilidades de desarrollar un olor vaginal fuerte no deseado. Puedes pensar que las duchas vaginales ayudan a eliminar las bacterias malas, pero también eliminan las buenas. Deja que tu cuerpo se relacione con las bacterias y omite estos lavados antinaturales.

¿CÓMO PUEDO LIBRARME DE ESTE OLOR INCÓMODO?

Los remedios para tu olor vaginal dependerán de la causa. Las causas leves pueden ser auto-tratadas en casa, mientras que en ciertas situaciones puedes necesitar un médico para que diagnostique el problema (por ejemplo, infección vaginal) y recetar el tratamiento adecuado.

En general, cada una puede controlar el leve olor vaginal tomando las siguientes medidas:

1. Usar ropa interior de algodón y ropa suelta para evitar acumulación de humedad y permitir la aireación adecuada de la zona. Que el oxígeno llegue a la zona es vital para una buena salud vaginal.

2. Darse una ducha adecuada después del ejercicio físico y cambiarse la ropa interior por una seca. Mantener una dieta saludable con alimentos como frutas, verduras, granos y proteínas -tratar de reducir las carnes grasas-. Una dieta equilibrada hace que el cuerpo esté más sano y eso también incluye la vagina.

3. Se recomienda llevar a cabo una adecuada higiene vaginal; lavar la vagina frecuentemente con agua tibia y jabón no irritante.

4. Mantenerse hidratada y beber mucha agua es bueno no sólo para la piel. También puede ayudar a la salud general de tu vagina.

5. Limpiarse de la manera correcta. Las mujeres tenemos el hábito de limpiarnos la piel después de orinar. Deberá hacerse con un movimiento de frente a atrás para evitar la propagación de bacterias de la región anal a tu vagina.

6. Utilizar únicamente productos desodorantes exteriores. Si estás interesada en el uso de cualquier aerosol o perfume, rocía solo en el exterior de tu vagina. Nunca los insertes, ya que pueden alterar tu química natural e irritar la vagina y eventualmente conducir a problemas más grandes.

¿EN QUÉ ETAPA NECESITO CONSEJO DE UN GINECÓLO?

Los tratamientos caseros generalmente ayudan a reducir el olor vaginal inusual en aproximadamente una semana. Si el olor no cede o se intensifica, además de estar asociado con otros síntomas (secreción, irritación, ardor o picazón), deberás consultar a tu ginecólogo. Un fuerte olor vaginal puede ser signo de un problema mayor que una no pueda ser capaz de tratar por su cuenta.

-------------------------------------------

Dra. Amaya Carreras, MD.

Especialista en Obstetricia y Ginecología.

German Medical Center FZ-LLC.

Para más información, contacto o pedir cita llamar al +971 4 432 2989 o a través del correo [email protected] 

También se puede visitar www.gmcdhcc.com.

Seis causas del olor vaginal
Comentarios