sábado. 22.06.2024

El teniente coronel Ahmad Humaid Al Marri, director de la División de Investigaciones Criminales de la Policía de Dubai, ha desvelado la identidad de las tres delincuentes femeninas que provienen de diferentes orígenes, que han sido consideradas las más buscadas por la Policía de Dubai debido a la gravedad de sus crímenes.

La ladrona de joyas.

La Serbia Bojana Mitic, de 33 años en la foto de portada, es un miembro clave de la banda internacional de ladrones de joyas Pink Panthers que llevaron a cabo el robo de 55 millones de dirhams en joyas en Wafi Mall de Dubai en 2007. "Mitic jugó un papel importante en el robo. Conducía uno de los Audis en el centro comercial y también actuó como controladora del tiempo, mientras que sus cómplices enmascarados robaron la joyería Graff en el centro comercial ", informó Al Marri. Imágenes de la cámara de televisión mostraron a Mitic tocando la bocina del coche para alertar a la banda que su límite de tiempo se había agotado y la policía estaba en camino. Se han arrestado a ocho miembros de la banda, en cooperación con la Interpol. Mitic es la única que falta", comunicó el policía, se cree que la rubia está en Serbia.

La asesina La asesina Gail Foliard

La asesina.

Gail Foliard (este no es su nombre real), de 35 años, fue una de las mujeres responsables de asesinar al líder de Hamas, Mahmoud Al Mabhouh en un hotel de Dubai en 2010. "El número de mujeres en el equipo del Mossad era de 28 miembros, pero ninguno de ellos tenía un papel tan importante como el papel de Foliard", informó Al Marri.

Foliard fue asignada para vigilar y evitar que nadie entrara en el pasillo del hotel. Ella estuvo alerta hasta que los atacantes tomaron el control y ahogaron a Mabhouh hasta la muerte con una almohada en su habitación de hotel.

La contrabandista de drogas.

Sarah una paquistaní, 30, cuya foto no está disponible, llegó a la ciudad para el Festival de Compras de Dubai en 2012 con su esposo e hijo disfrazados de turistas. "Su esposo tenía 70 cápsulas de heroína ocultas en su estómago, unos 900 gramos de droga".

La familia apenas se había instalado en una habitación de hotel cuando Sarah descubrió que una de las cápsulas se había reventado dentro de su marido. "Una cápsula que tiene de 70 a 80 gramos de heroína, puede matar a una persona en cinco minutos",informó Al Marri.

A medida que la situación del marido empeora, Sarah actuó rápido, colocó el cartel de no molestar fuera de la habitación, salió hacia el aeropuerto con su hijo y voló a Pakistán, dejando a su marido luchando por su vida.

El servicio de habitaciones encontró el cuerpo dos días después y llamó a la policía. Al Marri comunicó que han alertado a las autoridades de Pakistán sobre la identidad de Sarah.

Las tres mujeres más buscadas por la Policía de Dubai