domingo. 23.06.2024

La era pre-petróleo en Emiratos Árabes Unidos vio pequeño signos de lo que es la vida moderna, aunque la diferencia es que hoy la mayoría de emiratíes escapan del calor abrasador del verano y se van de vacaciones a países europeos relativamente más fríos o a islas tropicales exóticas del Asia oriental. Pero las anteriores generaciones tuvieron que aprender a soportar el calor con sus propias formas. 

En el pasado, la vida era simple. No había aire acondicionado, nifrigorífico. Sin embargo, crearon maneras para adaptarse a los duros terrenos y al fuerte clima, especialmente cuando el mercurio se disparaba en las temporadas de verano. 

Fueron inteligentes y transformaron los retos del verano en una oportunidad para fortalecer sus lazos sociales. 

Al comienzo de la temporada de calor, la gente de las ciudades solían hacer un viaje tradicional a los oasis de Liwa, Al Ain, Hatta Al Dhaid, Dibba y las costas de Fujairah. 

En esos momentos, las gentes dependían enteramente de la naturaleza para saciar su hambre y su sed. Tuvieron que adaptarse al entorno, árido y esteril, para sentirse frescos en verano y cálidos en invierno. 

"Abu Dhabi tenía muy pocas granjas de palmeras de dátiles y vegetales", recuerda Mohamed Saeed Al Romaithi. "Cada día era un reto, teníamos que superar las dificultades. Se viajaba largos caminos para conseguir agua potable de los pozos que se excababan o a partir de los estanques que se producían por la lluvia. Incluso el agua de los pozos llegó a convertirse en salada", apuntó. 

Los famosos puntos de agua dulce en Abu Dhabi fueron Al Island Futtaisi y los pequeños estanques del agua de lluvia llamados Zayed Lake, Bandouq Lake y Yibara Lake. 

"A veces queríamos llevar las bolsas de agua, por lo general hechas de piel de cabra, es la espalda o en las partes posteriores de los animales. En otras ocasiones, se podía conseguir agua dulce en Ras Al Khaimah", señaló Al Romaithi a la agencia de noticias Wam. 

A pesar de las dificultades, el horario de verano contaba con muchas actividades culturales en Abu Dhabi, los oasis se llenaban de familias, que estaban ocupadas con la cosecha de dátiles y concursos de poesías durante el día y la noche. 

En el verano, Abu Dhabi también dio la bienvenida a cientos de miembros de las tribus que iban a la ciudad en busca de puestos de trabajo en los buques de pesca de perlas. Los mercados de productos agrícolas y de artesanía tradicional tuvieron un gran auge gracias a los pescadores que iban de visita. 

La temporada de verano, localmente llamada Al Maqeeth, vería como las personas se juntaban bajo la sombra de las palmeras. La gente solía pasar tiempo allí, tomando café, comiendo dátiles y recitando poesía. 

Sus viajes durante la temporada de verano les enseñaría muchas habilidades, incluyendo conocimiento geográfico, direcciones y lo más importante: la previsión del tiempo. Sabían diferenciar los tipos de viento y dieron nombres a las estrellas. También conocían de antemano si iba a hacer calor, frío o iba a llover. 

¿Cómo soportaban el calor los emiratíes en la era pre-petróleo sin aire acondicionado?