viernes 27/5/22

Compañía vinculada a Rusia paga youtubers para desinformar sobre las vacunas

Un estudio de la UE acusa a medios rusos y chinos de difundir publicaciones engañosas
Los vídeos en Youtube son los más vistos a nivel global. (Fuente externa)
Los vídeos en Youtube son los más vistos a nivel global. (Fuente externa)

Una agencia de relaciones públicas localizada supuestamente en Reino Unido y conectada en apariencia con Rusia ha ofrecido dinero a YouTubers, blogueros e influencers franceses y alemanes para que afirmen falsamente ante sus seguidores que la vacuna de Pfizer/BioNTech es responsable de cientos de muertes.

La empresa de marketing se puso en contacto con el Youtuber y periodista alemán Mirko Drotschmann con una oferta para promover lo que, según afirma, era información filtrada que sugería que la tasa de mortalidad de la vacuna Pfizer era tres veces mayor que la de la inoculación AstraZeneca.

La compañía también ofreció al bloguero de ciencia francés Léo Grasset 2.350 dólares (2.000 euros) para promocionar el mismo material falso, insistiendo en que no revelara que se trataba de una promoción pagada.

Ambos influencers fingieron interés en las ofertas para recabar más información. Finalmente llegaron a la conclusión de que se trataba de un complot para difundir desinformación.

Tras exponer a la empresa en línea, todos los artículos que se enviaron para promocionar desaparecieron de la web, excepto un artículo publicado por el diario francés Le Monde, que trataba sobre una fuga de datos de la Agencia Europea de Medicamentos, pero no contenía información sobre muertes por vacunación.

Si bien Grasset y Drotschmann no aceptaron las ofertas, el periodista alemán Daniel Laufer ha identificado a dos personas influyentes que pueden haberlo hecho.

Las empresas rusas han estado vinculadas a campañas de desinformación en línea en el pasado, incluida la Agencia de Investigación de Internet que creó una publicación de izquierdas falsa con autores ficticios para provocar discordia en Estados Unidos.

Un estudio de la Unión Europea del mes de abril pasado acusaba a los medios rusos y chinos de diseminar "desinformación financiada por sus gobiernos" con la intención de sembrar desconfianza en las vacunas occidentales mediante noticias sensacionalistas sobre su supuesta falta de seguridad y estableciendo "vínculos infundados entre las vacunas y las muertes en Europa" y presentando a las vacunas rusas y chinas como superiores.

Compañía vinculada a Rusia paga youtubers para desinformar sobre las vacunas
Comentarios