viernes. 26.07.2024

Un residente de Abu Dhabi presentó una demanda contra una empresa de contratación en la que exigía que le devolviera los 20.000 dirhams que le pagó por proporcionarle una empleada doméstica que se negó luego a trabajar al alegar que estaba enferma.

El demandante también exigió una compensación de 5.000 dirhams a la empresa.

El residente declaró en su demanda que contrató a la agencia de empleo para que le enviara una empleada doméstica de un país extranjero después de pagar 20.000 dirhams.

Más tarde, el empleador se quejó a la empresa de contratación y solicitó otra empleada o que le devolvieran el dinero, pero la gerencia no cooperó. Agregó que la empresa se negó a reembolsarle el efectivo, por lo que interpuso una demanda en los tribunales.

El caso fue rechazado por falta de validez y fundamentación. Tras revisar el expediente, el Tribunal de Primera Instancia de Abu Dhabi emitió un fallo en el que se rechazaba la demanda del empleador porque no siguió la ley al presentar la demanda.

El tribunal aclaró en su sentencia que, en el caso de las trabajadoras del hogar, si se produce un conflicto entre las dos partes (empleador y trabajador) y no logran resolverlo de manera amistosa, legalmente deben remitirlo a la autoridad competente, la cual decidirá lo que estime oportuno para resolver amistosamente la controversia en el plazo de dos semanas.

Si no se puede llegar a una solución amistosa, la autoridad remitirá el asunto al tribunal competente dentro de un plazo de dos semanas a partir de la fecha de presentación de la denuncia, y la remisión se acompañará de un memorando de opinión legal.

Demanda a una agencia de contratación en Abu Dhabi por enviarle una trabajadora enferma