jueves. 25.04.2024

Un joven emiratí quedó completamente aturdido después de que una llamada telefónica de siete minutos le provocara la pérdida de todos sus ahorros.

Según el diario en árabe Al Bayan, todo comenzó cuando el emiratí recibió una llamada telefónica de una persona que decía ser un empleado de su banco.

La persona afirmó que el banco estaba actualizando los datos de los clientes y le pidió información.

Al principio, el joven sospechó. Sin embargo, la persona que llamó lo convenció de que efectivamente era un empleado de banco.

Cuando el supuesto empleado le pidió que revelara su contraseña, el joven se negó. Pero el estafador insistió en que se suspendería su tarjeta bancaria a menos que proporcionara su contraseña anterior para crear una nueva. Al final estuvo de acuerdo y terminó la llamada.

Menos de una hora después, recibió un mensaje de su banco, indicando que se había retirado todo el saldo de su cuenta.

El joven llamó al banco, pero ya era demasiado tarde y descubrió que había sido víctima de un fraude.

Las autoridades de Emiratos Árabes Unidos han emitido alertas repetidas de estos estafadores, aconsejando a los residentes que no compartan su información bancaria con nadie y señalando que las entidades financieras nunca les pedirían a los clientes sus contraseñas.

Emiratí pierde sus ahorros en una llamada fraudulenta
Comentarios