jueves. 25.04.2024

El Tribunal Penal de Abu Dhabi ha condenado a seis expatriados y dos empresas propiedad de uno de los acusados ​​por cometer blanqueo de capitales al realizar transacciones bancarias sospechosas en un intento de ocultar el origen de los fondos obtenidos por el tráfico de drogas. El tribunal condenó a cada uno de los acusados a diez años de prisión y una multa de 10 millones de dirhams (cada uno) seguidos de la deportación del país después de cumplir sus condenas.

Además, se dictaron fallos contra las dos empresas, una especializada en publicidad y la segunda en comercio electrónico, que deberán pagar una multa de 50 millones de dirhams cada una y el decomiso de los fondos sujetos al delito de blanqueo de capitales ya sean cantidades en efectivo o activos materiales o intangibles.

Un comunicado emitido por el Departamento Judicial de Abu Dhabi (ADJD) este sábado manifestó que EAU tiene un sistema legislativo financiero integrado y flexible y una estructura judicial especializada para combatir los delitos financieros que ha contribuido a reducir las operaciones de lavado de dinero y ayudó a detener a los involucrados en tales actividades. La ADJD elogió la complementariedad de esfuerzos entre los distintos órganos judiciales, de ejecución y financieros en el marco de un sistema de control preventivo y disuasorio dirigido a proteger la economía nacional.

Las investigaciones arrojaron que los cuatro imputados, que fueron condenados por narcotráfico, de hecho trabajaban con una banda con miembros dentro y fuera del país. Los residentes en el extranjero solían tratar con el comprador ("consumidor") indicándole el paradero de las drogas tras depositar una cantidad en una de las cuentas bancarias del acusado que reside dentro de EAU de una de las dos empresas. Luego, las cantidades se transferían a través de oficinas de cambio de divisas a personas en Pakistán. Se recuperaron cerca de dos millones de dirhams de las viviendas de los acusados. 

La Fiscalía Financiera había levantado el secreto bancario de las cuentas de los acusados ​​de conformidad con la ley. Se constató que todas las cuentas bancarias mencionadas habían registrado un volumen de negocios significativo que no guardaba proporción con las actividades financieras del acusado. El número de operaciones de depósito en una sola cuenta del primer imputado alcanzó 50 operaciones en un solo día con valores entre 500 y 1.000 dirhams.

La investigación también reveló que ocho de los depositantes tenían antecedentes de adicción a las drogas.

Emiratos Árabes encarcela 10 años a seis expatriados por blanqueo de capitales
Comentarios