martes. 29.11.2022

Empleada filipina huye de Dubai por temores de magia negra

La práctica de la brujería es ilegal en el país y la legislación aduanera prohíbe la importación de amuletos y artículos relacionados
Vista de la playa de Jumeirah con el hotel Burj Al Arab.
Vista de la playa de Jumeirah con el hotel Burj Al Arab.

Una expatriada filipina regresó a casa desde Emiratos Árabes Unidos después de temer que su empleador practicara magia negra contra ella. La trabajadora aterrorizada descubrió muñecas vudú, un libro de versos satánicos y una foto de ella escondida en una caja.

Sorprendida por el hallazgo, Rose, de 37 años, quien no quiso dar su nombre completo, buscó asesoramiento legal para poder renunciar a su trabajo y abandonar el país, según publica el diario The National.

Funcionarios del consulado filipino en Dubai dijeron que estaban al tanto del incidente y que habían ayudado a la mujer a regresar a casa.

"Encontré una caja de muñecas pequeñas y un libro sobre magia negra". “Saqué otra caja y había una foto de una mujer. Cuando la miré de nuevo, me di cuenta de que era una foto mía".

“Había un triángulo de metal con algunas inscripciones. Le pregunté a un hablante árabe qué significaba, pero no entendieron la escritura. Me quedé impactada", relató la filipina. 

La madre de dos hijos descubrió la caja mientras limpiaba la villa de su empleador en la zona de Jumeirah en Dubai. Pero preocupada por enfrentarse a su jefe, ella contactó con los funcionarios del Consulado para preguntarles si podían ayudar.

La práctica de la magia negra es ilegal en EAU y la legislación aduanera prohíbe la importación de huesos de animales, amuletos y otros objetos que puedan estar asociados con la brujería.

La falsa afirmación de que una persona puede curarse de una enfermedad o beneficiarse financieramente mediante el uso de magia negra también se considera fraude según la ley federal.

"Tenía miedo de vivir en la casa, así que sentí que tenía que irme lo antes posible", dijo Rose, una practicante católica que llevaba trabajando en EAU desde hacía cuatro años. "Creo en Dios, así que si algo malo me sucede, acudiré a Él".

Barney Almazar, un abogado de la firma Gulf Law de Emiratos Árabes Unidos, dijo que Rose no quiso presentar cargos que retrasaran su regreso a casa. Como resultado, el incidente no fue denunciado a la policía.

"En general, su empleador había sido amable con ella, pero se asustó cuando encontró los artículos satánicos y quería irse". "Fue entonces cuando buscó asesoramiento legal sobre cómo escapar de su situación".

Los funcionarios del Consulado de Filipinas subrayaron que su personal siempre estaba disponible para ayudar a los ciudadanos en dificultades. Los administradores tienen acceso a un fondo para ayudar a los trabajadores que quieren irse a casa.

"Si alguien está en peligro, puede acceder a la ayuda financiera para facilitar su repatriación", concluyeron los funcionarios.

Empleada filipina huye de Dubai por temores de magia negra
Comentarios