domingo. 03.03.2024

Un hombre y una mujer pasarán cada uno un mes en la cárcel después de que fueron capturados abrazándose y besándose en el baño de una estación de servicio en Dubai.

Un empleado de la gasolinera sospechó de la pareja egipcia marroquí que llevaba más de diez minutos juntos en el interior del baño de mujeres. Alertó a su supervisor, quien miró a través de la pequeña ventana de vidrio redondeada de la puerta del baño y vio a la pareja abrazándose y besándose.

El supervisor informó a un sargento de policía, que se encontraba en el área de servicio. El agente llamó a la puerta del cuarto de baño y les pidió que saliesen.

El egipcio y la marroquí fueron llevados a la comisaría más cercana para una mayor investigación.

Los fiscales acusaron a la pareja de indecencia pública y a la marroquí también de beber licor.

Mientras tanto, el egipcio sólo fue acusado de travestismo al pretender ser una mujer por entrar en el baño destinado a las féminas.

Cuando se presentaron ante el Tribunal de Faltas de Dubai, los acusados se declararon no culpables, pero la marroquí admitió el consumo de alcohol en el club nocturno donde trabajaba.

Por su parte, el egipcio afirmó ante el tribunal que llevó a la mujer de vuelta a su casa desde el trabajo y mientras conducía cayó enferma con dolor de estómago, la razón por la cual se detuvieron en la gasolinera para que ella usara el baño.

El egipcio argumentó, además, que cuando la mujer se quedó casi diez minutos en el baño, se sintió preocupado y entró para ver cómo estaba, pero negó besarla.

El Tribunal de Faltas condenó a la pareja a un mes de cárcel por indecencia pública. El presidente del tribunal multó además con 2.000 dirhams a la marroquí por consumo de alcohol.

Los acusados ​​recibieron una orden de expulsión del país, cuando cumplan la condena de prisión. Sin embargo, el egipcio fue absuelto de pretender ser una mujer.

Los dos acusados ​​recurrieron su primer juicio. El abogado del egipcio argumentó ante el Tribunal de Apelación que su cliente no abrazó ni besó a la mujer marroquí. Los acusados ​​también afirmaron que las declaraciones de los testigos eran infundadas y estaban basadas en la malicia.

El tribunal de apelación desestimó el recurso de los acusados ​​y confirmó su condena de prisión de un mes. Apelaron nuevamente esta sentencia ante el Tribunal Supremo, que también corroboró la pena de un mes de cárcel y la deportación.

Encarcelada una pareja en Dubai por abrazos y besos en el baño
Comentarios