miércoles. 22.05.2024

El Tribunal de Primera Instancia de Dubai condenó a dos asiáticos a un año de prisión y la deportación, mientras que un tercero recibió la misma pena en rebeldía por retener a un compatriota y robar dos teléfonos móviles y una cartera de su propiedad.

También han sido multados conjuntamente con 2.500 dirhams. La sentencia fue confirmada por el Tribunal de Apelación.

En abril del año pasado, un asiático denunció un incidente de secuestro que involucraba a su amigo. Según el testigo, la víctima fue brutalmente agredida cerca de un café en la zona de Al Karama y conducida a la fuerza hasta el vehículo de los secuestradores. El amigo denunció inmediatamente el incidente a las autoridades.

El testigo declaró a la policía que había intentado ayudar a su amigo, pero los delincuentes lograron llevarlo a un lugar desconocido. Después de eso, recibió una llamada de los secuestradores, que le exigieron un rescate de 4.000 dirhams, pero él no cumplió con sus exigencias. Tomó medidas para ayudar a su amigo y denunció el secuestro a la policía.

El equipo de investigación identificó y arrestó con éxito a dos de los sospechosos, que residían cerca de la víctima. La víctima denunció haber sido agredida, encerrada durante 16 horas y además, le robaron dos teléfonos por valor de 2.000 y 500 dirhams.

Los condenados, en complicidad con un tercero, que aún se encuentra prófugo, confesaron haber retenido a la víctima por un conflicto económico. Declararon que la víctima había engañado a uno de ellos prometiéndole obtener un visado de trabajo a cambio de 4.000 dirhams, pero no hizo nada.

 

Encarcelados por secuestrar y robar a un compatriota en Dubai