martes 24/5/22

Un español, acusado de no entregar los halcones a un comprador de Dubai

El demandado alegó que el comprador no hizo las gestiones necesarias para la exportación
La recompensa tras un brillante vuelo sobre el cielo del desierto. (R. Pérez / EL CORREO)
La recompensa tras un brillante vuelo sobre el cielo del desierto. (R. Pérez / EL CORREO)

Un hombre de 54 años, Antonio E.R.F., acusado de vender trece halcones a un comprador de Dubai al que no entregó los animales, ha asegurado este martes que no quiso estafar al no proporcionar los animales, según informó la agencia de notcicias EFE.

El encausado se enfrenta a peticiones de tres años de prisión que demandan las acusaciones pública y particular por un delito de estafa en concurso con un delito de falsedad en documento, además de al pago de una multa de 3.650 euros -doce meses con cuota diaria de diez euros- y el abono de una indemnización al afectado de 18.300 euros.

Los hechos por los que se ha celebrado la vista oral en la Audiencia Provincial vallisoletana ocurrieron a raíz de que en marzo de 2016 el acusado recibiera la visita del hombre que resultó afectado, F.M., en su centro de trabajo denominado "Centro de Cría Horus", situado en Tudela de Duero (Valladolid).

En estas instalaciones, según las acusaciones, F.M. encargó al ahora procesado la compra de trece halcones, seis hembras y siete machos, para que se los entregara meses después, una operación para la que realizó una reserva con un ingreso de 3.000 euros en una cuenta del acusado.

En agosto del mismo año, el comprador visitó de nuevo al acusado y acordó el precio de 15.300 euros por los ejemplares y 3.000 por el transporte de Valladolid a Dubai, un pago formalizado por giro el 25 de agosto, sin que el acusado le enviara los pájaros, sostienen las acusaciones.

El procesado ha asegurado que él quería que salieran los halcones de su establecimiento, debido a que se podían dañar las plumas y necesitaba las instalaciones para la nueva época de cría, pero el comprador no hizo las gestiones necesarias para la exportación ni el pago de 6.000 euros para llevarlo a cabo, un trato que según ha explicado se llevó de manera verbal.

Al pasar el tiempo sin poder dar salida a los halcones, una especie que según ha dicho el acusado tiene valor en Emiratos pero no en España, uno de los ejemplares se murió, otros los regaló a amigos cetreros y otros los vendió.

El procesado ha subrayado que ya ha reintegrado el dinero que había obtenido por los halcones y ha dicho que este proceso le ha causado un perjuicio "mental, físico y económico".

Las acusaciones también se centran en que la víctima presentó una demanda en el Juzgado y, en la contestación a la demanda, el procesado presentó una factura de la compra de los halcones que resultó ser falsa, con la modificación de los números del precio e incluyendo conceptos no acordados, como puso de manifiesto en la causa el perito calígrafo.

El encausado ha explicado que él no tenía factura, sino un borrador en el que su mujer, que se ocupaba de las cuentas, escribió a mano que el comprador había entregado ya 3.000 euros a cuenta, una exigencia solicitada por la persona con la que había cerrado la compra.

El juicio, en el que la defensa reclama la absolución, ha quedado visto para sentencia.

Un español, acusado de no entregar los halcones a un comprador de Dubai
Comentarios