domingo. 19.05.2024

Un hombre, que presuntamente estafó a una mujer 235.000 dirhams y la obligó a pagarle otras cantidades y 11 cheques mediante amenazas y chantaje, ha sido acusado en el Tribunal de Primera Instancia de Dubai.

El tribunal escuchó cómo el hombre de 45 años, un gerente ejecutivo yemení, había atraído a la mujer para que le transfiriera hasta 235.000 dirhams en efectivo después de prometerle casarse con ella. Se había hecho pasar por ciudadano emiratí y le dio un nombre falso. El yemení la convenció para que le pagara las cantidades alegando que se destinaría a amueblar su "casa conyugal" y ayudaría a resolver sus propios problemas financieros.

En algún momento, el acusado comenzó a amenazar a la mujer con que se comunicaría con su hermano y le enviaría fotos de ella si no le pagaba más dinero.

También amenazó con difamar a la mujer con vídeos que ella le había enviado y abusó verbalmente en notas de voz por WhatsApp. El caso se remonta al 28 de agosto del año pasado. Fue registrado en la comisaría de policía de Al Barsha. La denunciante, una emiratí de 32 años, dijo que había conocido al acusado en un sitio web sobre matrimonios. "Entonces me dio un nombre falso, alegando ser un emiratí. Me propuso matrimonio en abril del año pasado. Con el tiempo, nuestra relación se fortaleció e intercambiamos números de teléfono tras ganarse mi confianza. Me pedía dinero en diferentes ocasiones y lo ayudaría. Le emití muchos cheques por concepto de alquiler y otros asuntos".

La mujer manifestó al investigador cómo el acusado dejaba por un tiempo de comunicarse y no se ponía en contacto con ella hasta que recibía su salario. "Amenazaba con contarle a mi hermano sobre nuestra relación y enviarle una foto que le había enviado si no le pagaba el dinero que quería. Le emití varios cheques hasta que ya no pude soportarlo".

La víctima contó que le había dado los números de teléfono de su hermano al acusado para discutir sobre su matrimonio y presentó su teléfono móvil como prueba ya que tenía conversaciones de WhatsApp relevantes para el caso.

Las conversaciones mostraron que el acusado repetidamente pedía dinero prestado a la demandante, lo que contradice sus afirmaciones de que ella le debía 50.000 dirhams.

El juicio se aplazó hasta el 13 de octubre.

Finge ser emiratí para engañar a una mujer con falsa esperanza de matrimonio