domingo. 07.08.2022

"He resistido el éxito empresarial y el fracaso carcelario sin haber muerto por dentro"

El ex banquero español Mario Conde, que llegó a la Presidencia de Banesto con 39 años, asegura en una entrevista que "la experiencia carcelaria es muy dura y puede matar a personas que no resisten el medio"
Mario Conde. (EFE)
Mario Conde. (EFE)

Uno puede estar días y días dando vueltas pensando qué preguntar a alguien como el español Mario Conde. Como los buenos periodistas, el personaje sabe más por lo que “no dice que por lo que dice”. Puede caer mejor o peor, pero a estas alturas nadie duda que ha sido un personaje referente en la historia reciente en España, desde los años 80. Mario Conde es un buen conocedor de una época de España apasionante y con grandes cambios sociales, económicos y políticos. Por todo ello, le planteamos una entrevista diferente, más conceptual, en la que da vida con sus respuestas a nuestras preguntas. Simples temas para transmitir sus reflexiones. Un ejercicio sencillo de lectura para un real ejercicio de comprensión lectora.

PREGUNTA.- Una persona como Mario Conde ha tenido momentos muy intensos en su vida; éxito, fracasos, hasta cárcel. Simplificarla es muy complicado, y la verdad, se aleja de mi capacidad. ¿Cuál ha sido en estos años su momento más recordado? Ese momento que nunca puede olvidar cuando va a dormir.

RESPUESTA.- El anuncio de un tumor cerebral de mi mujer, Lourdes Arroyo, el día en el que, después de años de sufrimiento, comenzábamos a disponer de un trozo de libertad.

P.- Tras su paso por el sector farmacéutico, a finales de los 80 llega a la Presidencia de Banesto. Su juventud y el hecho de no pertenecer a las familias de banqueros le acarrean una gran popularidad y reconocimientos de todo tipo: empresa, universidad, política... Todos querían contar con usted. Todos querían tener una foto a su lado. ¿Cómo se gestiona a nivel personal esa fama?

R.- La fama corresponde al personaje, al estereotipo, al modelo que socialmente se crea y en el que se reúnen carencias y aspiraciones individuales y sociales. La persona es lo que es, coincidiendo o no con el personaje. No confundiendo persona y personaje, siendo consciente de la distancia entre ambos para que la persona no desaparezca fundida en el personaje. Conseguir no ser tus cosas, entre las cuales incluyo tu oficio social. Es así como se debe hacer, aunque el día a día de esa labor no es demasiado fácil.

P.- Sería repetitivo preguntarle por cómo vivió como presidente del banco el 28 de diciembre de 1993 con la intervención de Banesto. Por eso, vamos a algo más personal, si se puede explicar claro: ¿recuerda a quién fue su primera llamada en aquel momento?, ¿su primer pensamiento? Se hablaba de su cercanía con el Rey.

R.- Al salir del Banco de España con esa decisión tomada y firmado el papel en el que se notificaba, avisé a mis colaboradores en el Banesto para que citaran a todos los consejeros. No llamé a ningún político. Tampoco al Rey. Ya había hablado por la mañana con el presidente del Gobierno y con el Rey. Reiterar llamadas carecía de sentido, aún a pesar de mi intensa relación con el Rey. Estaba claro que evitó la decisión de intervenir, seguramente por haber sido adoptada por los líderes del Gobierno y oposición.

P.- Tras la intervención curiosamente empieza una época que para muchos hubiera sido oscura: eran años de juicios y de cárcel. Digo curiosamente porque para Mario Conde empezó un nuevo momento creativo. Tras una primera obra escrita, 'Mi experiencia del poder' (Espasa 1994), comienza sus andaduras televisas y políticas. Las primeras muy ceñidas a programas de unas cadenas con poco nivel de audiencia, los segundos con unos resultados ciertamente pobres. ¿Un cambio complejo de aceptar?

R.- El cambio fue mas epidérmico que profundo. Yo había conseguido separar persona de personaje y vivir en la primera y no en el segundo. Escribí 'El Sistema. Mi experiencia del poder' para demostrar cómo funciona el poder en España. Yo lo comprobé al acceder a una forma de poder importante como es el financiero y mediático. Lo expliqué cómo pude y dónde pude. No era reivindicativo. Pretendía evidenciar nuestro modelo de poder y que se supieran las consecuencias de continuar ese camino. Hoy se ve claro, quienes quieren verlo, por supuesto. Pero es evidente que aquellos polvos del poder son los lodos en los que vivimos al dia de hoy.

"MIS ALOCUCIONES REFLEJAN UNA EXPERIENCIA VIVIDA, NO SOLO OPINIONES. HOY YA TODO EL MUNDO USA DOS TÉRMINOS QUE NACIERON EN MI: SISTEMA Y SOCIEDAD CIVIL" 

P.- Ahora, con los años, su vida parece más tranquila. Si no me equivoco, lleva sus propios casos jurídicos, sigue escribiendo -'Los días de gloria' (Planeta, 2010)-; participa en tertulias -cada vez menos-; y vive en su propio pazo en A Mezquita, (Ourense). Su día a día público es más austero, pero sigue la actualidad al momento. En sus opiniones creemos se mezcla el haber visto, haber sabido y, quizás más ahora, el haber escuchado.

R.- Escribí 'Memorias de un Preso' y fue un éxito. 'Los días de gloria', y otro éxito, al igual que el tercero, 'De aqui se sale'. Incluso a mí mismo me sorprendió los casi 300.000  ejemplares vendidos en cada caso. También escribí 'La palabra y el Tao' y 'Cosas del Camino', que tratan de espiritualidad. Además, 'Derecho Penitenciario vivido'. Me sorprende ver cómo esos libros se siguen demandando junto con el primero al día de hoy. Mi actividad pública es menor en cantidad, pero no en calidad. Mis alocuciones reflejan una experiencia vivida, no solo opiniones. Hoy ya todo el mundo usa dos términos que nacieron en mi: “Sistema” y “Sociedad Civil”.  Pocos disponen de una experiencia vital como la mía, y de eso hablo porque, como dicen los místicos, la verdad es una experiencia.

P.- Por eso es interesante escuchar su opinión sobre diversas parejas de baile: dos reyes, ¿Rey Juan Carlos y Rey Felipe? Dos banqueros, ¿Emilio Botin y Ana P. Botin? Dos editores –ambos ya fallecidos-, ¿Jesús Polanco y José Manuel Lara? Dos vicepresidentes, ¿Rodrigo Rato y Mariano Rajoy? 

R.- No me gusta opinar sobre personas porque si no las conoces a fondo opinas sobre el personaje que representan. Con el Rey Juan Carlos me une relación profunda, con el Rey Felipe prácticamente ninguna importante. A la familia Botín la conocía más en la persona de Jaime que en la de Emilio o su hija. Polanco fue un hombre extremadamente complejo y de José Manuel Lara no tengo opinión formada. A Rajoy no le conozco y a Rato poco, así que no puedo opinar sobre sus personas. Sus personajes públicos ya tienen opinión formada en la gente.

P.- Siguiendo con personajes de España, en su Galicia Natal, está Inditex. En los primeros años de la compañía de Arteixo hubiera sido claramente un potencial cliente de su banco. Ahora es una máquina muy efectiva. ¿Cómo valora, desde un punto vista financiero, el crecimiento de la compañía? ¿Amancio Ortega (dueño) y Pablo Isla (presidente)? O ¿Pablo Isla y Amancio Ortega?

R.- Amancio Ortega es el fundador y dueño, el hombre al que hay que atribuir la idea y el éxito de implementarla. Sin él no habría existido Inditex. Pablo Isla es, a la vista de los hechos, un hombre muy capaz que ha sabido continuar en línea de éxito la idea del fundador. 

P.- Dejemos a las personas y vayamos ya, en estas últimas preguntas, a temas más relacionados con la introspección personal. Si se tumbara en un sofá, pudiera cerrar los ojos y decidir qué hubiera cambiado de su vida, ¿cambiaría algo o piensa que todo conocimiento -hasta el más duro como supongo es la cárcel- es una experiencia de vida?

R.- Pensar en cambiar el pasado es un ejercicio inútil porque al pasado no se puede volver. La experiencia carcelaria es muy dura. Puede matar a personas que no resisten el medio. Mi experiencia es haber resistido tanto el llamado éxito empresarial, social y financiero, como el llamado fracaso carcelario sin haber muerto por dentro víctima de cánceres como el rencor o el odio. O la depresión profunda. Sobrevivir a algo tan complejo sin daños en el alma es dificil, pero creo haberlo conseguido.

"GESTIONAR INTERNAMENTE UN FRACASO SOCIAL Y CONVERTIRLO EN UN ÉXITO INTERIOR ES DIFÍCIL. PERO SI LO CONSIGUES, ENTONCES QUEDA VIDA POR VIVIR EN PAZ Y SERENIDAD"

P.- Sabe que para muchos fue un banquero de éxito, para otros un simple ladrón de altos vuelos. Está claro que no deja a nadie de una generación más madura indiferente. Aunque muchos jóvenes supongo desconocen quién es. Incluso algún lector aún más joven deberá buscar en Wikipedia quién es usted. ¿Dónde cree que estaría de no haber sido intervenido Banesto? ¿Una jubilación dorada? ¿Viajando por el mundo?

R.- La gente opina sobre el personaje porque desconoce a la persona. Por eso sus opiniones no me importan. Porque no tienen verdaderas opiniones sino que reproducen lo que les dicen los medios de comunicación. Reproducen ideas ajenas sin saber si son debidas a intereses ocultos o espurios. No tengo la menor idea de dónde estaría. Ni me lo planteo. Sé donde estoy. Elucubrar dónde estaría si no fuera lo que soy me parece estéril. Nada de lo que piense o diga a ese respecto se puede comprobar.

P.- No sé si conoce Emiratos Árabes. Realmente tampoco si ha estado alguna vez por Dubai o Abu Dhabi. Pero podríamos incluso inferir que el cambio en estos países estos últimos años ha sido tan brusco como el acontecido en España en los ochenta. En un mundo cada vez más global, ¿cómo valora estos cambios en países antaño desconocidos?

R.- No los conozco. Nunca he estado en esos países. No puedo opinar sobre unos cambios que solo conocería por referencias de terceros y de modo epidérmico.

P.- Finalmente agradecerle su tiempo. Nunca hay entrevistas fáciles. Siempre hay preguntas oportunas y inoportunas. Pero también hay que decir que las mejores entrevistas son las que hacen los entrevistados. Por eso, seguramente la norma es preguntarle exclusivamente por su historia, pero como le comentamos al principio nuestra idea era más sencilla. Al final cada uno siempre explica lo que quiere explicar. Alguien con una vida tan intensa seguro deja muchos puntos en el aire. Si quiere añadir algo es su momento.

R.- En mi vida hay éxitos y fracasos en el modelo social del éxito y del fracaso. En el sentimiento interior profundo, el haber llegado hasta aquí atravesando todo ese complejo, duro y dificil sendero, y encontrar que cuando me miro hacia dentro, repaso mi vida y me siento bien conmigo mismo, con mi familia y amigos, es el mejor de los éxitos. Gestionar internamente un fracaso social y convertirlo en un éxito interior es dificil. Pero si lo consigues, entonces queda vida por vivir en paz y serenidad, algo que no muchos portadores de éxitos sociales tienen en sus almas.

"He resistido el éxito empresarial y el fracaso carcelario sin haber muerto por dentro"
Comentarios