sábado. 15.06.2024

El hermano de la modelo paquistaní Qandeel Baloch, que fue asesinada el pasado viernes, ha asegurado que para él no ha sido "embarazoso" haberla matado porque ella había publicado fotos "vergonzosas" en Facebook.

La muerte por estrangulamiento de Qandeel Baloch, cuyo verdadero nombre era Fouzia Azeem, ha reavivado las llamadas a la lucha contra los "crímenes de honor" en Pakistán.

La policía detuvo a su hermano, Waseem Azeem, y lo presentaron ante los medios en Multan, donde confesó haber drogado y luego estrangulado a Baloch, que era una celebridad en las redes sociales.

Waseem Azeem dijo que la gente se había burlado de las fotos y, por ello, padecía una vergüenza social insoportable.

"Estaba decidido, ya fuera para suicidarme o para matarla", dijo Azeem mientras era arrestado, según publica The National.

Fauzia Azeem, de 26 años, saltó a la fama por sus provocativos mensajes en Facebook, alabados por quienes consideraban que rompían tabúes sociales pero condenados por los conservadores.

La joven murió el viernes por la noche en la casa de su familia cerca de Multan. Wasim se dio a la fuga y fue detenido en la noche del sábado en el vecino distrito de Muzaffargarh.

"Sí, por supuesto que la estrangulé", dijo Wasim desafiante en una conferencia de prensa, organizada por la policía el pasado domingo.

"Estaba en la planta baja, mientras nuestros padres estaban dormidos en la azotea", continuó. "Fue alrededor de las 22.45 cuando le di una pastilla... y luego la maté".

Wasim dijo que actuó solo.

"No estoy avergonzado por todo lo que hice", dijo. "Cualquiera que sea el caso", se justificó, el comportamiento de su hermana "era totalmente intolerable".

La muerte de Baloch ha provocado una ola de conmoción y repulsión en un país donde cientos de mujeres son asesinadas por "honor" cada año.

Generalmente, los asesinos quedan libres debido a una ley que permite a la familia de la víctima perdonar al asesino, que a menudo es también un pariente.

El hermano de la modelo paquistaní dice que la mató por sus fotos "vergonzosas"