domingo. 16.06.2024

Irán se ha incautado decenas de miles de coches desde el mes de marzo porque las mujeres dentro de los vehículos no habían cubierto adecuadamente su cabello con el velo, según informó la policía de tráfico de Teherán este martes.

"En los últimos ocho meses, más de 40.000 casos de mala hijab se han detectado", explicó el general de brigada Teymour Hosseini, citado por la agencia de noticias iraní ISNA.

"La mayoría de las veces, los coches fueron confiscados y los casos remitidos a la justicia y algunas de las mujeres incluso llegaron a ser detenidas y se enfrentaron a multas o advertencias", agregó el coronel.

Según publica el diario The National, la policía advirtió en noviembre que las mujeres que no respeten el hijab, que es el código de vestimenta obligatorio en Irán, durante la conducción tendrían sus coches incautados durante una semana.

La medida es parte de una ofensiva de la policía de tráfico más amplia, que también podría afectar a los conductores masculinos implicados.

Todas las mujeres en la República, incluidas las extranjeras, están obligadas a llevar al menos una bufanda suelta que cubra el pelo y el cuello. Desde mediados de los años 90, se ha producido una moderación en el código de vestimenta. Por ello, patrullas policiales han creado campañas para hacer cumplir la ley y las autoridades también utilizan una red de "custodios" que informan sobre las violaciones.

Otros delitos al volante en el país del Golfo son llevar a los perros en el coche, poner música fuerte, vidrios polarizados y "acosar a las mujeres en las calles", concluyó el brigadier general Hosseini.

Irán confisca más de 40.000 coches por delitos de hijab