viernes. 12.08.2022

Juzgada una pareja en Dubai por besarse en un centro comercial

Los sospechosos se declararon inocentes y argumentaron que no cometieron ningún acto lascivo, ya que se besaron en las mejillas
Una imagen de un tribunal de Dubai.
Una imagen de un tribunal de Dubai.

Una pareja que se besaba en público en un centro comercial se ha casado con la esperanza de demostrar su inocencia en el tribunal de Dubai.

Según publica el diario Gul News, todo comenzó en el mes de mayo de este año cuando un vendedor vio a la pareja intercambiando besos en un centro comercial de Bur Dubai e informó a la policía.

Los fiscales del Tribunal de Apelación de Dubai acusaron este jueves al hombre iraní y a la mujer sudafricana de cometer un acto lascivo en público con intercambio de besos.

"No nos besamos en los labios, sólo besitos en las mejillas", declaró el acusado que se confesó no culpable. La mujer sudafricana también explicó al juez que preside la sala que hicieron intercambio de besos, pero en la cara.

"Los sospechosos se declararon inocentes y argumentaron que no cometieron ningún acto lascivo en el centro comercial, ya que se besaron en las mejillas y que su comportamiento se considera decente y no inmoral. También han proporcionado a la corte una copia de su contrato de matrimonio para demostrar que están casados", de acuerdo al juez que preside el tribunal.

El Tribunal de Faltas Dubai absolvió en el mes de octubre a la pareja de las acusaciones por falta de pruebas corroboradas. Un nuevo juicio espera al matrimonio el próximo mes que se encuentran en libertad bajo fianza.

De acuerdo con la Ley Penal, el juez está obligado a entregar una orden de deportación contra el sospechoso que cometa delitos relacionados con el sexo (como la violación, el abuso sexual, el sexo consensual, besos, coqueteo o cualquier forma de interacción sexual o actividad).

Ha habido varios casos en los que las parejas fueron juzgadas por su participación en delitos relacionados con el sexo y terminaron casándose para conseguir una pena de cárcel reducida o suspendida. En la mayoría de los casos, un contrato de matrimonio ayuda a los acusados en una sentencia menor, pero los convictos son deportados.

Un fiscal manifestó al diario que, "a menudo nos encontramos con esta práctica. Cuando las parejas se ven atrapados teniendo sexo fuera del matrimonio, por ejemplo, algunos de ellos se casan antes de ser condenados con la esperanza de obtener una pena de prisión suspendida. Se casan, incluso por períodos cortos de tiempo, por miedo a ir a la cárcel. Se ponen de acuerdo para contraer un matrimonio temporal [sin informar a las autoridades] hasta después de la sentencia que solicitan el divorcio".

Juzgada una pareja en Dubai por besarse en un centro comercial
Comentarios