domingo. 23.06.2024

Este verano el traje de baño masculino necesita menos tela. Lo último son los modelos más cortos, al menos cinco dedos por encima de la rodilla, y con más color.

Ahora el bañador tiene alrededor de 40 centímetros de largo y 13 de entrepierna.

Según informa expansion.com, el verano de 2016 depara tres premisas básicas para el modelo masculino de traje de baño: más corto, más ajustado y más color. "Nuestra apuesta es el short con cinturilla sin gomas, que evita efectos antiestéticos y elimina el vuelo por el exceso de tejido", explica Mane Navarro, propietario de la sevillana boutique masculina Menco.

Proscritas quedan por tanto las bermudas por debajo de la rodilla y, para acertar con la altura más de moda, es mejor dejar que el traje de baño suba bien por encima de ella, un mínimo de cinco dedos. Claro está que cada cuerpo demanda su propio largo, lo más adecuado para los más bajos es que opten por modelos más cortos, ya que un largo mal elegido puede añadir 10 años a la edad biológica.

Navarro señala que la selección que ha realizado para sus clientes comprende desde "colores lisos a estampados geométricos, rayas y motivos con efecto caleidoscopio". Los más clásicos optarán por los microestampados y colores lisos, mientras que aquellos interesados en las tendencias encontrarán placer en elegir imaginativos motivos que van más allá de los tópicos marinos como estrellas de mar o timones.

Lucir bañador es una cuestión de actitud: debe colocarse a la altura perfecta, un punto medio entre el ombligo y la cadera. Ahí está la clave de disfrutar del sol y del agua con estilo.

El largo del bañador masculino que se lleva este año