jueves 19/5/22

Un trabajador de seguridad admitió haber ayudado a contrabandear un raro diamante valorado en 73 millones dirhams de Emiratos Árabes Unidos en un zapato. La piedra preciosa fue recuperada en Sri Lanka después de que se inició una operación policial cuando se descubrió que faltaba en la cámara de una compañía en Dubai.

El robo se descubrió cuando un empleado de alto rango, que tenía la tarea de conservar los diamantes azules, renunció a su trabajo.

El Tribunal Penal de Dubai juzgó al acusado que cambió la caja en la que se guardaba el diamante durante el robo el 25 de mayo.

Los gerentes encontraron que una bolsa dentro de la caja había sido rasgada y, cuando miraron dentro, vieron que el valioso diamante había desaparecido.

Las investigaciones revelaron que el número de serie en la caja no coincidía con la que contenía el diamante. "Se llevaron la caja y la reemplazaron por otra que llevaba un número de serie diferente, sin embargo, la bolsa naranja donde guardamos el diamante dentro de esa caja, era la misma, pero el diamante no estaba", declaró el jordano, de 37 años, que había presentado su renuncia a la empresa.

La policía fue notificada y, después de revisar las imágenes de CCTV, pudieron identificar al delincuente de Sri Lanka.

En el tribunal se desveló que llevaba una chaqueta gruesa cuando vieron las imágenes del circuito cerrado de televisión, a pesar de que la habitación no tenía aire acondicionado y era un día caluroso.

"La habitación no tenía aire acondicionado y, en mayo, hacía mucho calor lo que alertó a la policía", señaló el jordano.

Los registros judiciales indicaron que el acusado tenía acceso al código de la cámara y la caja, y que había retirado el diamante. Luego escondió el diamante debajo de su pesada chaqueta y se la dio a un pariente. El familiar, que está prófugo, lo sacó del país dentro de un zapato el mismo día.

El 28 de mayo, la compañía le pidió a la parte culpable que asistiera a una reunión sobre el diamante perdido. No apareció y se escondió con la ayuda de un compatriota de 38 años. Fue rastreado en Sharjah en cuestión de días y admitió el delito durante el interrogatorio de la policía, diciéndole a los agentes que había planeado el robo por adelantado.

El hombre que lo acogió en su casa negó saber que había cometido el delito. "Me dijo que estaba en problemas relacionados con cheques sin fondos", explicó el coacusado ante los jueces del Tribunal Penal de Dubai. Los registros señalaron que el diamante fue recuperado en Sri Lanka.

Se espera un veredicto el 18 de octubre.

Profesional de seguridad admite robar en Dubai un diamante de 73 millones de dirhams
Comentarios