viernes. 27.01.2023

Ras Al Khaimah vive intensamente la celebración del Eid al Adha

Cientos de personas acuden al tradicional mercado de corderos de Suhaim mientras a los hoteles de lujo de sus playas llegan turistas procedentes de todos los países de la región
Traslado de un cordero en el mercado Ras Al Khaimah. (R. Pérez)
Traslado de un cordero en el mercado Ras Al Khaimah. (R. Pérez)

La celebración del Eid al Adha mantiene paralizado a nivel laboral Emiratos Árabes Unidos y restos de países de la región del Golfo. En estos días marcados por la tradición la prioridad número uno son los encuentros familiares. 

La jornada previa a la Fiesta del Cordero, tal como se denomina en español, los ciudadanos se dedican masivamente a preparar el acto de sacrificio, por lo que los mercados de animales presentan una gran animación.

Es el caso del mercado situado en Ras Al Khaimah (RAK) en la zona de Suhaim, donde en la mañana de este domingo se han concentrado cientos de personas en busca de un cordero. Hay para elegir. Situados en decenas de pequeños camiones y camionetas, los compradores buscan el ejemplar más adecuado a sus necesidades.

Un vendedor asegura que los corderos más preciados son los que proceden de Jebel Jais, la montaña de Ras Al Khaimah, que con cerca de 2.000 metros es la mayor elevación de Emiratos Árabes. Él ha llevado hasta el mercado desde allí tres corderos: los mayores tienen un precio de 1.000 dirhams y el pequeño de 500.

Mientras muestra sus ejemplares explica que en la jornada en la que se celebra el sacrificio (este lunes, 12 de septiembre) son muchas las familias que suben a la montaña para disfrutar de la comida en un entorno familiar. Asimismo dice que también son numerosos los expatriados -franceses, italianos y de otras nacionalidades- los que suben hasta la montaña.

La mayoría de los musulmanes celebra la festividad en sus ciudades y pueblos de residencia. Acuden a las mezquitas para la oración y luego, aquellos que pueden hacerlo, sacrifican y celebran una comida a la que se invitan mutuamente. Con frecuencia suele celebrarse al aire libre en las afueras en una zona abierta llamada ‘musalla’.

En determinados lugares de las grandes ciudades de Emiratos esta festividad puede pasar desapercibida, ya que se encuentran habitadas en su mayor parte por expatriados y las jornadas de asueto se dedican a salir de vacaciones o días de relax.

De hecho, muchos residentes abandonan en masa el país donde viven. En el caso de Emiratos Árabes las únicas fronteras terrestres disponibles para los ciudadanos no musulmanes son las del Sultanato de Omán. Las excelentes carreteras permiten cruzar sus límites para conocer nuevos paisajes. El problema al que se enfrentan durante el Eid al Adha los turistas es que las oficinas de aduanas se encuentran saturadas, por lo que cruzar una frontera se convierte en una batalla imposible.

Las personas que no tengan paciencia para pasar varias horas de espera en los puestos fronterizos o sientan claustrofobia al verse rodeados por todas partes de adultos y niños sin orden ni concierto, tienen la opción de hacer turismo por los diferentes emiratos de la unión, uno de ellos Ras Al Khaimah, que se ha convertido en un destino de alto nivel

Este emirato, además de ofrecer la posibilidad de vivir de cerca y en primera persona todas las tradiciones del Eid al Adha, también se adentra en las actividades náuticas.

Uno de los puntos más demandado dentro de RAK es Marjan Island, península artificial de grandes dimensiones al estilo de La Palmera de Dubai que a día de hoy se halla en pleno desarrollo. Durante el Eid al Adha sus playas han estado hasta la bandera de bañistas y aficionados a las actividades náuticas, que incluyen desde hacer kayaking al moderno flyboard, un deporte que te permite volar sobre el mar.

El soberano de Ras Al Khaimah, Sheikh Saud bin Saqr Al Qasimi, miembro del Consejo Supremo de Emiratos Árabes, llevará a cabo las oraciones del Eid al Adha este lunes en el Gran Eid Musalla de la zona de Khuzam. Estará acompañado por jeques, funcionarios, dignatarios, ciudadanos y miembros de las comunidades árabe y musulmana. Más tarde, Sheikh Saud recibirá a las personas de bien en el Palacio Khuzam.

Ras Al Khaimah vive intensamente la celebración del Eid al Adha
Comentarios