miércoles 18/5/22

Sin novio y sin trabajo en Dubai tras negligencia en la aplicación de Bótox

La mujer declaró que cuando su prometido terminó su relación, experimentó una depresión 
Una aplicación de cirugía estética, a modo ilustrativa.
Una aplicación de cirugía estética, a modo ilustrativa.

El prometido de una mujer terminó su relación poco antes de que los dos planearan casarse después de que un procedimiento fallido de Bótox en un centro médico de Dubai la dejó con una deformidad en la nariz. Un tribunal civil del emirato juzgó el caso de una mujer, cuya nacionalidad y edad no fueron reveladas, que también perdió su trabajo luego del procedimiento no quirúrgico que tuvo lugar el 21 de noviembre de 2020 donde el médico le inyectó Bótox y rellenos en la nariz para ajustar su forma.

Al día siguiente volvió al centro quejándose de un fuerte dolor de cabeza e hinchazón, y su médico le aconsejó que usara bolsas de hielo para reducir la inflamación y adormecer el dolor. La víctima volvió nuevamente cuando el dolor no remitió y le pusieron dos inyecciones para el dolor y le recetaron algunas cremas. Dos semanas más tarde, fue al centro y el cirujano limpió el área afectada después de que se convirtiera en una herida.

En el taxi de camino a casa después de la visita, su nariz comenzó a sangrar abundantemente y le pidió al conductor que la llevara al Hospital Rashid, el centro administrado por el Gobierno más grande de la ciudad, donde fue remitida a la unidad de emergencia para recibir tratamiento.

La mujer declaró que cuando su prometido terminó su relación, experimentó una depresión y que tuvo que pedir dinero prestado para pagar el alquiler y otros costes tras perder su trabajo.

La afectada interpuso una demanda contra el médico y el centro sanitario en la que solicitaba 400.000 dirhams en compensación por daños emocionales y físicos. Los fiscales de Dubai la refirieron para una evaluación médica por parte de un comité de la Autoridad de Salud de Dubai. El informe del comité presentado al tribunal indicó que el médico no estaba familiarizado con algunos detalles técnicos relacionados con el procedimiento de Bótox, incluida la forma en que se deben disolver las sustancias antes de inyectarlas. El informe también decía que los tejidos en el área afectada habían muerto debido a un error del médico, lo que resultó en el desarrollo de tejidos alrededor del área de la nariz que formaron una cicatriz visible.

El 15 de diciembre, los jueces determinaron que el centro era responsable de permitir que se realizara el procedimiento sin asegurarse de que su personal estuviera bien capacitado y calificado, además condenaron al médico y al centro pagar conjuntamente a la mujer 50.000 dirhams en concepto de indemnización, además del 5 por ciento de interés. También se les ordenó pagar todos los honorarios legales. Los jueces del Tribunal de Apelación confirmaron el veredicto el 28 de abril de este año.

Sin novio y sin trabajo en Dubai tras negligencia en la aplicación de Bótox
Comentarios