jueves. 18.04.2024

Un residente de Al Ain, en el emirato de Abu Dhabi, demandó a un hombre al que acusaba de venderle una cuenta de Snapchat con un gran alcance por 40.000 dirhams, pero que se cerró en solo dos días. Ha exigido que el acusado le devuelva su dinero. El árabe declaró en su denuncia que el acusado le vendió la cuenta que tenía muchos seguidores porque quería usarla para promocionar su negocio. Agregó que le pagó 40.000 dirhams y que el proceso de transferencia de la cuenta de Snapchat se realizó con éxito. Sin embargo, según el denunciante, la cuenta de Snapchat se cerró después de solo dos días de poseerla y usarla.

El árabe contactó con el acusado para averiguar por qué se había cerrado la cuenta de la red social, y el hombre le prometió que volvería a abrirla. El denunciante manifestó que el acusado, sin embargo, no hizo nada. Señaló que más tarde se sorprendió cuando descubrió que el acusado había revendido la cuenta a otra persona. Esto lo llevó a presentar una demanda contra el denunciante en el Tribunal Civil de Primera Instancia de Al Ain, para que le devolviera su dinero. El demandante también presentó tres recibos como prueba de que había depositado el dinero en la cuenta bancaria del demandado.

El acusado, a su vez, negó haber revendido la cuenta de Snapchat a otra persona cuando compareció ante el tribunal. Su abogado argumentó que su cliente le había entregado los detalles de la cuenta de Snapchat al denunciante después de que se completó el proceso de transferencia.

El abogado también dijo que había obtenido pruebas que demostraban que en realidad fue el denunciante quien vendió su cuenta de Snapchat a otra persona por 50.000 dirhams después de usarla durante un período de dos meses. Reveló que la empresa de telecomunicaciones cerró la cuenta más tarde debido al mal uso de las redes sociales por parte del nuevo comprador y por violar los términos y condiciones de la empresa. El abogado adjuntó una copia de las conversaciones por WhatsApp entre el denunciante y el nuevo comprador como prueba adicional. Un informe técnico de un experto en tecnología de la información asignado por el tribunal mostró que el denunciante había usado la cuenta de Snapchat durante más de un mes, pero no se supo la razón por la que se cerró la cuenta.

Tras escuchar a todas las partes, el juez desestimó el caso y ordenó al denunciante que pagara los gastos legales del acusado.

Compra una cuenta de red social en Abu Dhabi y demanda al vendedor cuando se cierra
Comentarios