martes 25/1/22

Ryanair pide una limitación del consumo de alcohol en los aeropuertos británicos

La aerolínea de bajo coste líder en Europa, ha hecho un llamamiento a las autoridades para que adopten medidas urgentes
Un avión de la aerolínea irlandesa, Ryanair.
Un avión de la aerolínea irlandesa, Ryanair.

La aerolínea irlandesa de vuelos económicos Ryanair ha lanzado una campaña para reducir el consumo de alcohol a bordo de sus aviones, al tiempo que ha instado a las autoridades británicas a adoptar medidas más restrictivas en los aeropuertos. "Es injusto que los aeropuertos se beneficien de la venta ilimitada de alcohol a los pasajeros y que le toque a las aerolíneas tener que sufrir las consecuencias de seguridad", declaró Kenny Jacobs, director ejecutivo de Ryanair.

"Esto se convierte en un problema cuando los vuelos están retrasados y los aeropuertos no imponen un límite en la venta de alcohol en los bares y restaurantes", agregó.

La aerolínea irlandesa, que ya ha prohibido a sus clientes consumir en sus vuelos el alcohol adquirido en la zona libre de impuestos de los aeropuertos -en los trayectos de Glasgow Prestwick y Manchester a las ciudades españolas de Alicante e Ibiza no se permite llevar bebidas alcohólicas en cabina-, ha hecho un llamamiento a las autoridades para que adopten medidas urgentes.

Ryanair aboga por que las terminales sean más responsables y prohíban la venta de alcohol en sus bares y restaurantes antes de las diez de la mañana y que se limite a dos el número máximo de bebidas por pasajero en el caso de que un vuelo esté retrasado.

Estas medidas serían, en cierto modo, similares a las adoptadas por la aerolínea inglesa de bajo coste Jet2, que ya prohibió el consumo de alcohol en sus vuelos antes de las ocho de la mañana.

De acuerdo a una investigación del programa Panorama, de la cadena BBC, el número de pasajeros con síntomas de embriaguez en aviones se ha incrementado en un 50 % en el último año. Además, 387 personas fueron detenidas en los aeropuertos del Reino Unido entre febrero de 2016 y febrero de 2017, lo que supone 132 más que en el mismo periodo del año anterior, por causar problemas a causa del alcohol.

Según esa investigación, uno de cada cuatro miembros de la tripulación preguntados reconoció haber sido víctima de abuso físico por parte de algún pasajero ebrio y más de la mitad del personal de cabina dijo haber sido testigo de comportamientos conflictivos por parte de los viajeros.

Ryanair pide una limitación del consumo de alcohol en los aeropuertos británicos
Comentarios